Pavimento actual de la calle Pasión de Valladolid.
Pavimento actual de la calle Pasión de Valladolid. EUROPA PRESS

Así lo ha señalado el regidor vallisoletano este lunes tras ser preguntado por los proyectos de calles como María de Molina y Claudio Moyano, a las que ha vuelto a señalar como "claras candidatas a la peatonalización".

Puente ha señalado que en la zona centro también se estudian actuaciones para mejorar el acabado de calles como Regalado, donde se llevó a cabo una reurbanización peatonal que mezcla adoquinado con una banda de asfalto y Pasión, que ha quedado como de uso exclusivo para peatones desde que se cerró el paso de autobuses y taxis por la Plaza Mayor en diciembre de 2017.

El alcalde se ha referido a una técnica de "grabado en asfalto" que asegura que está "muy extendida en Gran Bretaña" y que ya se ha instalado en algunas ciudades del norte de España.

De esta manera, o bien se coloca una nueva lámina de asfalto, algo que considera necesario en el caso de Pasión ya que está "completamente agrietada" por el paso de autobuses y taxis durante los últimos años, o bien, como sería el caso de Regalado, aplicando infrarrojos sobre la banda ya existente para calentar el pavimento y, a partir de ahí, imprimir o colorear.

Son calles en las que, en opinión de Puente, se puede "mejorar" el aspecto y para ello se trabaja. "Cuando se vean los resultados se irá haciendo madurar la decisión de peatonalizar Claudio Moyano o María de Molina".

Sobre esa última calle, ha señalado que el proyecto se encuentra en un momento "puramente embrionario" ya que se ha "lanzado" la idea y, según ha apuntado, entre los comerciantes hay "un debate importante" por lo que apuesta por abrir un "proceso de diálogo" partiendo de un estudio "a fondo" de la movilidad del entorno, ya que ha recordado que María de Molina tiene varias calles adyacentes con tráfico y con un número de aparcamientos "importante" que da servicio a demás a los residentes de la zona.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.