En concreto, la puesta en libertad del Chucán está prevista a lo largo de este mes y después de cumplir la condena a diez años de cárcel que le impuso la Audiencia Provincial de Lugo por matar a Pilar Palacios, una mujer que trabajaba en un club de alterne de Ourense.

El crimen ocurrió en septiembre de 2007 cuando Carnero Fernández la fue a buscar a Ourense y la llevó a Arxemil, en Sober (Lugo). El cadáver apareció en la cuadra del inmueble con múltiples golpes propinados con una maza y un hacha.

Por estos hechos, el Chucán tuvo que ser juzgado en dos ocasiones ya que el Tribunal Superior de Xusticia de Galicia (TSXG) anuló el primer veredicto de un jurado popular que lo eximía del crimen. El inculpado permaneció 42 meses en prisión preventiva a los que se sumaron los siete años y medio que ha estado en la cárcel desde el segundo veredicto.

Tránsito Caballero, madre de la víctima, sostiene que "ve mal" la salida de la cárcel del Chucán, al recordar que es la "persona que le hizo daño" a su hija y que "que no está bien de la cabeza" por lo que "debería de estar en un centro recogido".

La madre de la mujer asesinada ve "insuficiente" la condena. "Dios lo tendrá que juzgar algún día. Se va a ver en la calle y no sé sí lo volverá a hacer, esperemos que no", alerta.

Tránsito Caballero tampoco esconde que le ha supuesto un "disgusto" la noticia de la puesta en libertad. "Para mi es un disgusto porque me hubiera gustado que continuara (en la cárcel) el resto de su vida", ha manifestado.

Así, asegura que a ella le "quedará el dolor toda la vía". "La pena no me la quita nadie aunque aprendes a vivir pero la pena se va a quedar conmigo el resto de mi vida", ha señalado para pedir que "Dios" le de "su merecido al Chucán". "A ver sí le da por tirarse por un barranco, que Dios le perdone yo no le puedo perdonar", ha sentenciado.

Consulta aquí más noticias de Lugo.