En un comunicado este domingo, los Mossos han explicado que la detenida estaba reclamada por las autoridades chilenas y residía en Barcelona con una identidad falsa.

Tras meses de búsqueda fue detenida en Girona por su presunta participación en dos hurtos en establecimientos de la ciudad y en el momento mostró documentación falsa a los agentes.

Al darse cuenta de que los Mossos conocían su verdadera identidad intentó morderse los dedos para evitar que la identificaran mediante las huellas dactilares.

Las autoridades chilenas habían emitido una Orden Internacional de Detención el nueve de enero para la extradición de la mujer, que hasta el momento continuaba en paradero desconocido.

La mujer es sospechosa de participar en febrero de 2018 en el asalto y asesinato de un turista cuando salía de un casino de la localidad de Coquimbo (Chile) sobre las cinco de la madrugada.

La Brigda de Homicidios de la policía de La Serena (Chile) se encargó del caso y detuvo a tres personas implicadas en el ataque, y solo faltaba la detención de la mujer que han localizado los Mossos d'Esquadra.

Consulta aquí más noticias de Girona.