En concreto, es Fiscalía quien dirige la acusación contra el exregidor popular. El procedimiento se inició en el año 2014, tal y como relatan fuentes del Ministerio Público, cuando el PSOE local presentó varias denuncias para después renunciar a continuar con la acusación.

No obstante, Fiscalía prosiguió con la investigación y observó que podía haber indicios de delito, por lo que presentó ante el Juzgado de Instrucción de Vilalba una denuncia por supuesta prevaricación administrativa.

Posteriormente, la jueza decidió archivar la causa, decisión que el Ministerio Público recurrió ante la Audiencia Provincial de Lugo. Así, este órgano ha ordenado recientemente al Juzgado de Instrucción reabrir la causa, aseguran fuentes judiciales.

En estos momentos, la denuncia se encuentra en fase de instrucción y la primera diligencia que se llevará a cabo, cuentan fuentes de Fiscalía, será la declaración del propio Gerardo Criado, que tendrá lugar el próximo miércoles, día 17 de julio.

Las denuncias de los socialistas de Vilalba, que desde hace un mes gobiernan el Ayuntamiento, respondían a conductas que, según aseguraron en su momento, habían sido realizadas "con criterios ajenos al interés público", como la contratación de personal municipal o la adjudicación de contratos de obras sin los preceptivos procedimientos de selección.

Consulta aquí más noticias de Lugo.