Han sido dos meses de trabajo en los que la ilusión y las ganas han podido con la edad y los microviejismos. Cinco espíritus emprendedores que han sabido ver más allá de la etiqueta ‘sénior’ y que han trabajo codo a codo con cinco jóvenes empresarios de éxito para perfeccionar sus ideas de negocio y conseguir proclamarse vencedores de la III edición del Programa Imparables de Aquarius.

Jose Manuel, Paco, Rosa, Fandi y Georgina llegaron a la gala final de estas becas, celebrada el pasado 18 de junio, rebosantes de felicidad y conocimientos, acompañados de sus mentores y preparados para convencer al jurado de que su proyecto debía ser el ganador.

Su seguridad no era para menos, porque durante dos meses cada uno fue superando una serie de retos semanales basados en cuatro pilares fundamentales para desarrollar un plan de negocios. Apoyados siempre por sus correspondientes parejas, los cinco imparables de este año recibieron una serie de masterclasses en las que aprendieron de los mejores en su campo para arrasar en la presentación de sus business plans en esta gala final.

Xaime Fandiño, lucha intergeneracional

A Fandi, Xaime Fandiño, se le iluminan los ojos cuando se le pregunta por esta experiencia: “El programa ha sido un aprendizaje impresionante”. Sus ansias por aprender y seguir evolucionando le han llevado a crear Vulnerables, un proyecto de comunicación intergeneracional que trata de cambiar la percepción negativa del colectivo más sénior.

“Lo importante es hablar de igual a igual, de tú a tú. Me gusta que me llamen viejo”. Por eso, su objetivo ha sido desarrollar con la ayuda de Daniel Jiménez de Waynabox actividades lúdicas, artísticas y empresariales que pongan en común a jóvenes y mayores.

Las confituras solidarias de Georgina Regás

A sus 86 años, Georgina Regás es un ejemplo de imparable. Su trabajo en la Cooperativa de Madres de Ziguinchor ha encontrado una mayor estabilidad financiera con la ayuda de Pablo Ruibal, de Boatjump. “Me ha ayudado muchísimo y ojalá lo hubiera tenido cuando empecé a montar esta cooperativa”, confiesa emocionada.

Inclusión social, el gran corazón de Rosa María

Un poco más nerviosa, pero no por ello menos decidida, Rosa María Sardonil presentó Creando puentes delante del jurado, un proyecto que busca la inserción sociolaboral de jóvenes en riesgo de exclusión social en Burgos a través del tejido empresarial de la ciudad. A su lado, Jaime Garrastazu, de Pompeii, le ha aportado la visión empresarial que le faltaba a su negocio social. “A veces los mayores nos quedamos estancados en alguna especie de bucle” y Rosa confiesa que Jaime le ha ayudado a ver las cosas más claras.

Tradición y artesanía en el ojo de Paco Estrella

Paco Estrella llegó al escenario con una lámpara muy especial en la mano: el producto final de su proyecto Nuss, que pretende resaltar la tarea que desempeñan los pequeños artesanos y diseñadores de la industria de la iluminación, con un toque contemporáneo y sostenible. “Trabajar con jóvenes ha sido muy estimulante, sobre todo por su viveza, por su visión, que no necesariamente es la nuestra”.

La clave de Nuss está en el disfrute de una creación lenta, sin prisas y con mucho mimo. Así, cada lámpara es única, una cualidad que supo ver su mentora, Gala Freixa, de Sheedo. Del Programa Imparables de Aquarius confiesa que se ha llevado “habilidades que no tenía, conocimientos de los que tampoco disponía” y, sobre todo, “poder compartir experiencias y vivencias” con el resto de los compañeros.

El Imparable de este año

En este último punto coinciden todos, pero en especial Jose Manuel de Ben, quien finalmente se proclamó como vencedor de esta tercera edición. Su proyecto, 3D Impact, convenció al jurado por ser un ejemplo de sostenibilidad y concienciación, ya que adelanta una solución a un problema futuro. Jose Manuel quiere reciclar todo el plástico resultante de la impresión en tres dimensiones, una tarea para la que quiere contar, además, con personas en riesgo de exclusión social como empleados.

María Covadonga, de Uniqshoes, entendió la revolución que significaba 3D Impact y consiguió hacer de Jose Manuel todo un emprendedor. “Me siento muy a gusto”, confesaba con una sonrisa de oreja a oreja este sevillano, quien asegura que lo mejor de haber ganado es “la difusión”, ya que con su negocio pretende llegar a todos los puntos de España.

Cinco emprendedores a los que la edad no ha parado en ningún momento a la hora de perseguir sus sueños y hacer de sus negocios una realidad, cualidades que Aquarius ha sabido apoyar con esta tercera edición de su Programa Imparables, con la colaboración de Ashoka España. “Que ganen tus ganas” era el lema de este año, y con estos ejemplos queda claro que los años no son una barrera.