27 nuevas escuelas catalanas tendrán un diseño 'antibullying'

  • Incorporarán despachos de dirección y salas de tutorías con puertas transparentes.
  • Ensenyament está ultimando una guía de medidas constructivas de los centros con arquitectos y técnicos.
  • Los nuevos colegios se irán edificando desde ahora hasta el año 2023.
Comedor escolar.
Comedor escolar.
EUROPA PRESS - Archivo

Por cada día de clase se produce un caso de bullying o acoso escolar en las aulas catalanas. Solo durante el pasado curso escolar 2018-2019, la Unitat de Suport a la Convivència Escolar atendió un total de 168 casos de presuntos abusos físicos y morales a estudiantes, la mitad de ellos, identificados en clases de Primària.

Pero esta es solo la punta del iceberg de una estadística que, a menudo, permanece escondida ya que muchas de estas situaciones de violencia entre menores se resuelven de puertas para adentro en los propios centros, sin salir a la luz exterior. Esta unidad especializada tuvo conocimiento de gran parte de las denuncias por llamadas al teléfono de atención 93 551 69 68. Otros 62 casos les llegaron por Infància y 27 más vía Fiscalía.

Precisamente es esta opacidad la que quiere eliminar de raíz la conselleria d’Ensenyament de la Generalitat, tras el anuncio en la última Comissió d’Educació del Parlament, a finales de junio, del proyecto de nuevos criterios de construcción de equipamientos escolares en Catalunya. Bajo estas directrices se eliminarán puertas opacas de los despachos para sustituirlas por accesos transparentes que actúen como medida de seguridad contra el acoso escolar y también los abusos sexuales.

El departamento dará a conocer en los próximos días una guía que recogerá los nuevos criterios de construcción, y que se están condensando junto al Col·legi d’Arquitectes de Catalunya (COAC) y la Fundació Jaume Bofill.

Medidas acordadas con cada comunidad educativa

Dicha guía no será inmutable, ha asegurado el conseller, Josep Bargalló, sino que incorporará la opinión tanto de la comunidad educativa de la escuela de nueva construcción como del ayuntamiento al que pertenezca la misma, que podría participar en la aportación de fondos para su construcción en función de los criterios que se decidan.

De esta forma, además, se quiere abrir el equipamiento resultante a los ciudadanos. Los principales parámetros de actuación serán, no obstante, «estrictamente pedagógicos y con criterios de perspectiva de género», ha remarcado el conseller.

Los nuevos criterios de construcción de centros escolares afectarán a, por lo menos, 27 nuevos colegios catalanes que se construyan de ahora al próximo año 2023 y podrían suponer un presupuesto cercano a los 104 millones de euros.

Patios verdes y más espacios diáfanos

La conselleria trabaja con algunos conceptos básicos para elaborar la guía de nuevos criterios constructivos de los futuros nuevos centros educativos. Entre ellos, la creación de patios escolares con más espacio verde y menos presencia de cemento y que, bajo perspectiva de género, puedan usar «los niños y las niñas en igualdad».

Los equipamientos incluirán más espacios diáfanos y polivalentes en consonancia con las nuevas necesidades pedagógicas y que convertirán las aulas tal y como las conocemos hasta ahora en «espacio para la práctica» de, por ejemplo, la música.

Para prevenir los casos de acoso, los despachos de dirección y las aulas de tutoría tendrán puertas que permitan ver desde el exterior.

Los Mossos harán un recuento de casos más específico

Los Mossos han comenzado a contabilizar los casos de acoso en escuelas e institutos de forma más pormenorizada ya que, hasta la fecha, las estadísticas eran generales y recogían los delitos por separado: lesiones, robo o acoso entre menores, sin concretar de si se trataba de un caso de bullying. De todas estas tipologías, los Mossos registraron en 2018 un total de 397 casos y en 2017 un total de 429.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento