Uno de cada cinco funcionarios públicos de la Comunidad de Madrid hoy no ha ido a trabajar. Ni irá mañana, ni pasado. El absentismo entre los empleados regionales alcanza la desorbitada cifra del 22% a diario, y hay días que llega al 25%, según publica hoy El País.

En el departamento de Función Pública, que supervisa una plantilla de 160.000 trabajadores públicos, reconocen que un día cualquiera entre 35.000 y 40.000 no van a trabajar por estar de baja o de permiso laboral. La diferencia con la empresa privada, que tiene un 4,1% de absentismo, es abismal.

Funcionarios poco motivados

En la Comunidad realizan una autocrítica al identificar los motivos de tantas ausencias: Falla la motivación de la plantilla, la creación de equipos y la formación de los trabajadores recolocados en nuevos puestos, aseguran.

El director general de Función Pública de la Comunidad, Miguel Ángel López, hizo públicos estos datos recientemente en una sesión de la Asamblea de Madrid, en la que pidió la reconversión "no para despedir, sino para reciclar" entre 6.000 y 10.000 trabajadores.