Ronda Urbana Norte de Sevilla
Las obras en la Ronda Urbana Norte se ejecutarán entre las glorietas de Berrocal y la Olímpica. GOOGLE MAPS

El Ayuntamiento de Sevilla inicia este miércoles las obras de repavimentación de un tramo de la Ronda Urbana Norte (RUN), trabajos que servirán para paliar la contaminación acústica y que, con una inversión de casi 800.000 euros, contemplan también mejoras en la seguridad, una demanda vecinal que se verá satisfecha con este proyecto. Las actuaciones, según ha informado el Consistorio, se llevarán a cabo en dos fases durante el verano y en horario nocturno para afectar lo menos posible al tráfico rodado.

Las obras que hoy comienzan se ejecutarán en el tramo comprendido entre la Glorieta de Berrocal y la Olímpica, donde se sustituirá el actual pavimento por otro fonoreductor que servirá para disminuir el ruido causado por la circulación, generalmente intensa, de vehículos. Asimismo, el modelo que se va a utilizar tiene una mayor resistencia al agua, al envejecimiento, al deslizamiento, a las deformaciones plásticas y a la aparición de fisuras, por lo que se estima que su durabilidad media será de unos 20 años, el doble que la que tiene actualmente.

Estos trabajos de repavimentación incluyen la propia Glorieta de Berrocal, así como las calles Telegrafistas y Parque de Grazalema, a las que se dotará igualmente de un sistema que reducirá el ruido de los vehículos.

La primera fase de estas obras comienza este miércoles y se prolongará hasta el próximo 1 de agosto. Los trabajos se irán alternando por días: por un lado, se actuará en los ramales, en horario de 20.00 a 6.00 horas, y por otro lado, en el tronco central de la vía, de 23.00 a 6.00 horas. Una vez que concluya esta fase se iniciarán las actuaciones complementarias, que tendrán "una incidencia menor en el tráfico", según ha afirmado el Consistorio hispalense.

Mejoras en la seguridad

El proyecto, elaborado y ejecutado por la Gerencia Municipal de Urbanismo y enmarcado dentro de la Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible Integrado (Edusi) para la Zona Norte de Sevilla a través de los fondos Feder, incluye también la mejora de la seguridad en esta arteria de la ciudad, tal y como venían demandando los vecinos de la zona. Así, se instalará una barrera de seguridad construida en hormigón para la separación de los dos sentidos de circulación en el tramo que va desde la salida del paso inferior de la Glorieta de Berrocal hasta el semáforo de la rotonda de San Lázaro –unos 280 metros de longitud–. Un tipo de barrera que ya existe desde el inicio de la Ronda hasta el punto ubicado frente a la calle Huerta de la Fontanilla, junto al tanatorio.

Precisamente en este último lugar se va a trazar y ejecutar un cruce de calzada hasta la otra margen de la vía, de 28 metros de longitud, junto con tres arquetas de tráfico para la futura instalación de un grupo semafórico que permita cruzar sin peligro.

"Todo este tramo requería desde hace mucho tiempo una intervención desde el Ayuntamiento que diera respuesta a los vecinos", ha asegurado el delegado del Distrito Norte, Juan Antonio Barrionuevo. Por su parte, el delegado de Hábitat Urbano, Turismo y Cultura, Antonio Muñoz, ha afirmado que "se trata de uno de los grandes proyectos de inversión en mejoras de viales y espacios públicos que hemos planificado" desde el Consistorio, que "forma parte de una estrategia de inversión pública en la ciudad que alcanza todos los distritos".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.