Según han informado a Europa Press fuentes judiciales, los hechos se juzgaron la pasada semana en un juicio rápido en el que el condenado se conformó con esta pena por un delito contra la fauna por uso de lazos como medios no selectivos y por otro de maltrato animal.

El perro herido tuvo que ser liberado del lazo en el que cayó por los agentes del Seprona en situación de asfixia. Por este delito, el hombre ha sido condenado a la pena de prisión y a ocho meses de inhabilitación especial para ejercer cualquier profesión relacionada con animales y su tenencia, y por el otro delito, además del pago de la multa le ha impuesto un año de inhabilitación para cazar.

El juzgado le ha suspendido la pena de prisión durante dos años y le ha obligado al decomiso de los lazos.

Consulta aquí más noticias de Huelva.