El secretario general de CCOO de Baleares, José Luis García, antes de una rueda de prensa en CCOO
El secretario general de CCOO de Baleares, José Luis García, antes de una rueda de prensa en CCOO EUROPA PRESS

El secretario general de CCOO de Baleares, José Luis García, ha propuesto este lunes una batería de medidas para el aumento y la mejora de la contratación en las Islas, entre las que se encuentran la reducción de las subvenciones y bonificaciones a la contratación temporal para incentivar la indefinida y el aumento de la Inspección contra el fraude que pueda conllevar esta contratación y, asimismo, la precariedad laboral.

Así lo ha explicado García como conclusión de un estudio elaborado por el sindicato sobre la evolución del desempleo, la contratación y los salarios desde 2011 a 2018 que evidencia que ha aumentado la contratación indefinida de 33.619 contratos a 91.480 en dichos años, si bien habría que tener en cuenta que se sigue sufriendo "una fuerte temporalidad" debido al predominio del sector servicios en Baleares.

Además, ha alertado de que los contratos fijos discontinuos se contemplan como indefinidos en las estadísticas pero, en realidad, "son intermitentes y cronifican la temporalidad".

Más concretamente, el aumento de la contratación indefinida se produce sobre todo en el periodo 2014-2018 -segunda etapa del estudio que coindice con la legislatura del Pacte- que crece un 97 por ciento frente al 38 por ciento que se alcanzó durante los años 2011-2014. "Se puede comprobar la apuesta clara del Pacte de Progrés", ha concretado y han abogado por reforzar la exigencia del principio de igualdad entre trabajadores temporales e indefinidos.

Asimismo, con respecto a la contratación temporal, ha aumentado un 28,17 por ciento en el segundo periodo, mientras que en el primero fue de un 23,17 por ciento. Cabe destacar también que en los contratos temporales, se contratan a más mujeres en tiempo parcial y a más hombres en tiempo completo.

En términos más específicos, en el tiempo parcial, durante los años 2014-2018, la contratación ha disminuido en los hombres un 2,5 por ciento y, en el caso de las mujeres, ha aumentado un 7,12 por ciento. Además, la contratación a tiempo parcial de las mujeres durante 2018 supone el 58,27 por ciento frente al 41,73 por ciento.

En este sentido, han propuesto garantizar la no discriminación en las condiciones de trabajo en relación a los trabajadores a tiempo completo, además de limitar el porcentaje de horas complementarias voluntarias y garantizar los derechos de conciliación de la vida laboral, familiar y personal.

Por último a nivel de tipo de contratación, los contratos de formación han aumentado en el primer periodo un 131 por ciento, mientras que entre los años 2014-2018 se ha disminuido un 7,5 por ciento, "poniendo de manifiesto que no es una herramienta que se valore a la hora de mejorar no solo la contratación, sino también la formación".

Asimismo, en el segundo periodo el estudio revela que hay un aumento de la contratación de personas con niveles de estudios más altos que en el periodo anteriormente analizado, ya que bajan los contratos a personas sin estudios o estudio primarios que solo van a acceder a puestos de trabajo poco cualificados.

Por otro lado, García han hecho referencia a los falsos autónomos y ha apostado por redefinir la laboralidad en los supuestos de dependencia económica, productiva y organizativa, aunque se empleen medios propios.

DESCIENDE EL PARO, PERO CONTINÚA EN LOS JÓVENES Y MAYORES DE 45 AÑOS

Según ha concretado la secretaria de Ocupación y Formación de CCOO Baleares, Yolanda Calvo, el paro ha descendido entre 2011 y 2018 un 41,58 por ciento, "produciéndose una mayor disminución en el periodo de 2014 a 2018". Un hecho que han atribuido a "retomar el diálogo social y a las negociaciones colectivas".

Sin embargo, han destacado que, si bien también se ha reducido el desempleo en jóvenes de 16 a 19 y mayores de 45 años, éstos requieren de políticas del Govern y de las patronales para seguir con esta tendencia. "Son grupos vulnerables que tienen más dificultades para iniciar o volver al mercado laboral y necesitan políticas", ha explicado Calvo.

En cifras, el desempleo de los jóvenes de 16 a 29 años ha disminuido pasando del 25 por ciento en 2011 al 22 por ciento en 2018, solo 3 puntos. "Por eso consideramos que es muy discreto y necesitamos intensificar las políticas activas", ha dichi.

Asimismo, en mayores de 45 años , aunque el número se reduce desde 2013 -cuando hay más personas en esta situación-, en 2018 suponen el 44 por ciento del total de parados, un 11,1 por ciento más que en 2011.

"EL PRECIO DE LA VIVIENDA SUBE MÁS QUE LOS SALARIOS"

Por lo que respecta a los salarios, Calvo ha explicado que a partir del 2014 se observa una "tímida" subida salarial, favorecida por el inicio de la recuperación de la negociación colectiva de los años previos. Los salarios entre 2011 y 2014, subieron entre el 0,4 por ciento y el 0,9 por ciento y, a partir del 2014, se incrementaron alrededor de un 10 por ciento hasta 2017.

El Salario Medio Interprofesional (SMI) era de 641,4 euros al mes, mientras que en 2017, un total de 707,60. Asimismo, el salario medio anual era en 2011 de 17.810 euros -1.272 al mes- y de 18.286 euros -1.306 al mes- en 2018. Asimismo, sigue siendo menor que en el Estado.

Preguntado por la afectación de estas cifras en el acceso a la vivienda, García ha considerado que "los precios de las viviendas han subido más que los sueldos", por lo que sigue siendo un "complicado" poder acceder al derecho de la vivienda en las Islas.

Por lo que respecta a la brecha salarial, el estudio evidencia que las mujeres siguen cobrando menos que los hombres. Concretamente, el salario medio anual en hombres es de 19.941 euros, mientras que el de las mujeres 16.490.