Uno de los ejemplares encontrados
Todos los años capturan una docena de serpientes en Valencia 20 MINUTOS

Dos vecinos de Valencia se llevaron un buen susto ayer al encontrarse con dos serpientes: el primero se la encontró en su propia casa y el segundo mientras paseaba por el cauce del río.

Fuentes de la Concejalía de Sanidad han informado que la primera se encontraba en un domicilio de la Senda de Secanet, 40, de Benimamet, una pedanía muy próxima a la ciudad de Valencia.

Técnicos de la empresa Estudi Verd, S. L. adscritos a la Sección de Sanidad Animal del Ayuntamiento de Valencia se desplazaron hasta el domicilio del denunciante donde localizaron una serpiente en un fregadero de la galería de la vivienda. Los técnicos capturaron el reptil, una "falsa coral" o serpiente de Sinaloa (Lampropeltis triangulum sinaloae), inofensiva, y de venta habitual en tiendas de animales.

La concejala de Sanidad, Lourdes Bernal, ha explicado que "el ejemplar capturado mide algo menos de medio metro de longitud y muy posiblemente proceda de un escape accidental o de una liberación intencionada".

La segunda captura se producía a primeras horas de la tarde. Un aviso de la Policía Local informaba de la presencia de otra serpiente en el cauce viejo del Turia, bajo el puente de Calatrava.

Hasta allí se desplazaron los técnicos y encontraron la serpiente. En este caso se trataba de una culebra bastarda (Malpolon monspessulanus) de aproximadamente un metro de longitud. Esta culebra es una especie habitual en la huerta por lo que al encontrarse el animal en buen estado, fue liberada al poco tiempo en un lugar adecuado y seguro. Estas serpientes pueden alcanzar gran tamaño y demostrar gran agresividad si son molestadas.

Todos los reptiles de la fauna española están protegidos y no pueden maltratados", dice Lourdes Bernal, edil de Sanidad.


 

Según ha explicado uno de los técnicos, "ésta especie es venenosa aunque es difícil que pueda llegar a morder porque tiene los colmillos al fono de la boca. Aún así, su mordedura es equiparable a la picadura de una avispa, por lo que no es peligrosa".

Desde la Concejalía de Sanidad se recomienda "no tocar ni molestar a las serpientes si no se sabe distinguir las distintas especies". Además, nos recuerdan que "todas las especies de reptiles de la fauna española están protegidas y no pueden ser maltratadas".

Según Bernal "este tipo de incidentes no son raros. Todos los años se capturan más de una docena de serpientes en la ciudad de Valencia principalmente en primavera y verano. Se trata de culebras de herradura, culebras bastardas, culebras de escalera y culebrillas de agua, entre las autóctonas. Entre las exóticas destacan las culebras del maíz, falsas corales, pitones."