El precio de la libertad de prensa en España
La bandera tricolor dejó paso al recuerdo de quienes dieron su pluma y su vida por defenderla. M. V. M.V.

Con los versos de Miguel Hernández, "Y la muerte se sintió orgullosa de tenerlos/ eran lo mejor de su casa cada uno", flotando sobre la atmósfera, la Asociación de la Prensa de Cádiz descubrió ayer, lunes, una estela conmemorativa en recuerdo de los periodistas gaditanos represaliados durante la Guerra Civil y la dictadura de Franco.

El libro Recuérdalo tú, recuérdaselo a otros estará publicado en un año

El vestíbulo donde se descubrió la estela encargada al escultor Luis Quintero era un hervidero de familiares, amigos y adeptos a la causa republicana que agradecieron el homenaje póstumo rendido a todos estos periodistas cuyos nombres han podido ser recuperados gracias a la investigación de la historiadora Concha Lama. "Compañeros que murieron o sufrieron persecución por sus ideales, y que sufrieron por defender la libertad de prensa", apuntó el presidente de la Asociación de la Prensa, Fernando Santiago.

El trabajo de Carmen Lama ha conseguido reunir, de momento, 58 nombres. Una lista que se espera publicar completa en el libro Recuérdalo tú, y recuérdaselo a otros. Santiago explicó que en esta lista, dado que el concepto primigenio de periodista no era igual al de ahora, figurarán también muchos colaboradores, empleados de taller y otros trabajadores de la prensa que fueron igualmente encarcelados.

Yolanda Fernández. M. V.

Pero los grandes protagonistas fueron los familiares de los homenajeados. Yolanda Fernández, biznieta de Diego Rodríguez Barbosa, colaborador de periódicos anarquistas que fue asesinado a golpes en 1936 por negarse a gritar "Arriba España", fue la primera en intervenir: "Otros quieren ser héroes, yo sólo quiero ser como mi bisabuelo, un hombre sencillo, un obrero", declaró su descendiente.

Rafael Martín Campuzano. M. V.

Luego tomó la palabra Rafael Martín Campuzano, sobrino de Juan Antonio Campuzano Hoyos, quien fuera el primer alcalde republicano de Puerto Real y posteriormente director de El País, periódico semanal de la localidad, órgano del Partido Republicano Radical. "Murió ateo, masón y republicano", remachó su pariente.

María del Carmen Abat. M. V. El acto fue cerrado por María del Carmen Amat Flórez, nieta de José Amat Rodríguez, también perteneciente al partido de Alejandro Lerroux, editor del periódico satírico El Insurgente y colaborador del semanario La Voz Isleña, fusilado en el cementerio de San Fernando en 1937. "No dejaremos más que nos duerman la voz, porque ellos son historia viva, testigos de la España más ominosa, sanguinaria y cruel", declaró la nieta.

La investigadora Concha Lama declaró a 20minutos.es que seguir el rastro de todos estos periodistas gaditanos ha sido un trabajo muy complicado que le ha obligado a ver toda la prensa del siglo XX en Cádiz, para localizar las firmas y buscar después la historia de cada uno por todos los archivos de España. Un trabajo que estará publicado en el plazo de un año.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE CÁDIZ.