Pamela Anderson y Adil Rami
Pamela Anderson y Adil Rami. GTRES

La estrella estadounidense de la televisión Pamela Anderson anunció la semana pasada su ruptura con el futbolista francés Adil Rami, a quien acusó de haberle engañado en los últimos años.

"Me hirió y amenazó a menudo", afirmó entonces la modelo y actriz, que considera que el supuesto compromiso de Rami con la lucha contra la violencia de género, mediante mensajes de vídeo en favor de la prevención, "era solo para mejorar su imagen". "No tiene ningún respeto por las mujeres, aparte de por su madre", agregó.

Ahora, días después, se ha sabido por qué dijo eso Anderson. La actriz, de 52 años, ha acusado al futbolista de 33 años de torturarla "física y emocionalmente". Así, Anderson ha sacado a la luz las supuestas amenazas e intentos de agresiones de un "sociópata, narcisista, mentiroso compulsivo y un monstruo" que solo respeta a su madre.

Lo ha hecho en forma de imágenes que ha compartido en una serie de vídeos donde se ven sus manos vendadas por, supuestamente, los malos tratos de su expareja, a quien acusa de "aplastárselas" hasta el punto de casi "romperlas".

Por su parte, el deportista ha respondido enfadadísimo en redes: "Las acusaciones de violencia son falsas y no las puedo permitir. Alucino. Es asqueroso", ha manifestado.

Rami, ¿infiel?

A través de un mensaje en las redes sociales, la exportagonista de la serie Los vigilantes de la playa aseguró que iba a irse "inmediatamente" de Francia, adonde se había trasladado a vivir por su relación sentimental con el jugador.

"Me siento timada, pensaba que vivíamos el 'gran amor' (...) Estoy destrozada al haber descubierto en los últimos días que (Adil) llevaba una doble vida", dijo la actriz.

Anderson agregó que el campeón del mundo francés ha intentado todo lo posible para conseguir la reconciliación, desde mandarle flores y cartas hasta acudir a su hotel, donde la seguridad le impidió la entrada a petición de la intérprete al considerar que "le tenía miedo".