Hospital de Riotinto
Hospital público de Riotinto, en la provincia de Huelva. JUNTA DE ANDALUCÍA - Archivo

Los hospitales públicos andaluces volverán este verano a cerrar parte de sus camas, según alertó este lunes el Sindicato de Enfermería Satse, que aseguró que la cifra, de momento, es superior a las 1.800, lo que supone algo más del 12% del total de camas hospitalarias de la sanidad pública de la comunidad. La Junta afirma que su Plan de Verano está orientado, precisamente, a evitar que esa situación se produzca, mientras que desde la organización sindical admiten que la cifra es inferior a la de años anteriores, aunque critican que, finalmente, sí haya cierres.

Según los datos que maneja Satse Andalucía, el Servicio Andaluz de Salud (SAS) cerrará un total de 1.829 camas de las 14.903 que hay en los 49 hospitales públicos de la región –según datos estadísticos de la Consejería–, es decir, un 12,2%. Si bien alertan de que estas cifras "no son definitivas", ya que hay hospitales, como el Virgen del Rocío de Sevilla, que aún no han facilitado esta información "por mucho que se la hemos pedido".

La provincia sevillana es, hasta el momento, la más afectada, con el cierre de 598 camas. Le siguen Córdoba (305), Granada (295), Málaga (250), Jaén (148), Cádiz (145) y Huelva (88), mientras que en Almería no se contemplan cierres, según los datos facilitados 20minutos por Satse. El sindicato reconoce que la cifra es inferior a la de años anteriores, cuando se cerraban "en torno a 3.000 camas" en la región. Pero critica que el Gobierno andaluz "vendió" que no se cerraría ninguna y finalmente lo harán.

"Cualquier cierre de camas supone un deterioro de la asistencia sanitaria que se presta a los usuarios", ha señalado a este periódico el sindicato, razón por la que la organización "se va a mantener alerta para que este verano se cumplan con los requisitos mínimos de seguridad establecidos para ofrecer una atención digna". Y es que, "a pesar de que la Administración anunció en su Plan de Vacaciones que en este periodo estival no se producirían cierres de servicios y de camas, no va a ser así, tal y como reflejan los datos". De ningún modo, continúa la organización, van a permitir que estos cierres "supongan un riesgo para la seguridad de los pacientes y los profesionales sanitarios".

El SAS, por su parte, ha remitido a 20minutos a su Plan de Verano, en el que se especifica que los quirófanos funcionarán cada mes estival al 50%, "evitando los anteriores masivos cierres de camas y contribuyendo a eliminar la bolsa de pacientes en lista de espera gracias al plan de choque" del Ejecutivo andaluz.

A nivel nacional, Satse denuncia el cierre de 12.700 camas como mínimo. Las comunidades más afectadas son la valenciana (unas 3.000 camas), Cataluña (unas 1.900), Andalucía (más de 1.800) y Madrid (más de 1.400).

Consecuencias del cierre

Según Satse, el cierre de camas conlleva la "masificación" de pacientes en los servicios de Urgencias, lo que hace que en "muchas ocasiones" estos tengan que ser atendidos incluso en los pasillos.

Además, en lugar de aprovechar el verano para reducir las listas de espera, lamenta el sindicato, estas "se incrementan aún más al paralizarse" las consultas externas, las pruebas y las intervenciones no urgentes.

Otro perjuicio, dicen, es la "sobrecarga" de trabajo de enfermeros y fisioterapeutas al no sustituirse a los profesionales que se van de vacaciones. La situación varía según las comunidades, pero los porcentajes de suplencia de enfermeros en muchos centros sanitarios no llegan "ni al 50%. 

Consulta aquí más noticias de Segovia.