Josep Policarpo.
Josep Policarpo. EUROPA PRESS

El director del Teatro Escalante de València, Josep Policarpo, se ha despedido de su cargo -su contrato termina el 3 de agosto- advirtiendo que la falta de sede "está desdibujando el proyecto" y dificulta la gestión diaria. Además, ha considerado que la ausencia de un espacio fijo es "una situación provisional que no debería alargarse".

Así se ha pronunciado Policarpo este jueves, en la rueda de prensa de presentación de la programación y novedades de la nueva temporada 2019-2020, en el que también ha realizado un balance de su gestión al frente del centro después de tres temporadas.

"El gran reto era intentar que una situación extraordinaria afectara de la menor manera posible. Es evidente que la sede estable es necesaria, pero no tenerla no quiere decir que tienes que acabar con la programación artística. Es una situación provisional que no debería alargarse, porque el proyecto se está desdibujando y dificulta la gestión diaria del teatro", ha sostenido Policarpo.

En este contexto, ha considerado que el teatro tiene "un problema gordo que el equipo de gobierno y el presidente de la Diputación tienen que asumir y adquirir un compromiso para el futuro". "Si la Diputación decide que el Escalante es un proyecto de futuro, viable y que hay que apoyar, hay que poner medios, pero hasta ahora no se ha hecho. Creo que ha faltado compromiso y voluntad por parte del equipo de gobierno y el presidente de la Diputación, el motivo no lo sé, pero es evidente que ha faltado", ha resaltado.

En la misma línea, ha señalado que si la Diputación no quiere asumir las competencias "puede hacerlo otra institución", ya que considera que se ha abierto "un nuevo escenario" con "propuestas y alternativas viables, pero hay que comenzar el proceso".

"Si hay voluntad de transferencia, no me parece mala idea. Competencialmente, tendría todo el sentido del mundo que el Escalante pasara al Institut Valencià de Cultura (IVC). Será un proceso laborioso que se tiene que afrontar políticamente; pediría responsabilidad a los políticos para que se sienten y lo planteen. Sería una salida digna, realizable y que solventaría el problema", ha asegurado.

Preguntado por si habrá concurso público para elegir al nuevo director, Policarpo ha apuntado que la exdiputada de Teatros, Rosa Pérez Garijo, intentó que se convocara para "asegurar la continuidad de la dirección, del cargo".

"Lo más importante es que no se produjera ahora un hueco y que hubiera continuidad en la dirección. Entendemos que se debería convocar un nuevo concurso público, pero ahora habrá que esperar a que llegue el nuevo responsable que se haga cargo del Escalante en la Diputación", ha lamentado.

"DIFÍCIL" VALORAR SI SE PRESENTARÍA

Respecto a si se presentaría al nuevo concurso, Policarpo ha comentado que es "un poco difícil valorarlo", porque "dependerá del grado de compromiso que manifestase la Diputación. "Si quiere asegurarle el futuro, habrá muchos candidatos; si no se dice públicamente, no sé si habrá tantos", ha advertido.

En cuanto a ese futuro, el director del teatro cree que la corporación provincial debe apoyar "en todos niveles: económico, de encontrar sede y de gestionar esa necesidad". "Han sido tres años de impass, nos hemos instalado en una provisionalidad definitiva, pero con esta situación no podemos continuar, tiene que haber una solución definitiva", ha resaltado.

A pesar de que el teatro se quedó sin su sede fija tras detectarse deficiencias estructurales en su sede y no llegar a un acuerdo con los propietarios del inmueble a la semana de ostentar el cargo, Policarpo ha señalado que ha podido desarrollar el 80 por ciento de su proyecto y que han conseguido superar los obstáculos, por lo que está "contento y satisfecho" de lo que han hecho.

"BALANCE POSITIVO"

En este contexto, ha realizado un "balance positivo" de su gestión, con 690 funciones realizadas con más del 90% deocupación, 148 funciones en gira, un total de 111.903 espectadores, 665 alumnos matriculados en la Escuela de Teatro y un impacto sobre los profesionales del sector de 519 personas.

Asimismo, ha detallado que su intención fue modernizar una gestión que estaba "muy anticuada" y dar paso a nuevas compañías, para potenciar el talento valenciano y la creación de las producciones propias. Así, el centro pasó de realizar un espectáculo por temporada a desarrollar tres en el mismo periodo, por lo que se han estrenado ocho espectáculos durante las últimas tres temporadas.

OCHO COMPAÑÍAS CON "TRAYECTORIAS MUY RESPETABLES"

Además, ha incluido a ocho compañías -La Teta Calva, Pot de Plom, Gabi Ochoa, Otra Danza, El Pont Flotant, Lucas Escobedo, Dacsa Produccions y Crit cia de Teatre- que "no habían trabajado nunca en proyectos públicos de una cierta envergadura pero quecontaban con creadores con talento, con convicciones artísticas sólidas y con trayectorias muy respetables".

En la misma línea, ha amplificado la programación con otrasactividades como la Escuela de Teatro Escalante, en la que se ha potenciado la formación para profesionales y la vertiente inclusiva del teatro, con "nombres imprescindibles" de la dirección escénica nacional como Adriana Ozores, Pedro Casablanc o Carles Alfaro; además de actividades paralelas, como lecturas dramatizadas, talleres de dramaturgia los Premios de Teatro Infantil y el proyectoaudiovisual Aula Didáctica.

PROGRAMACIÓN 19-20

En cuanto a la programación de la próxima temporada, que continuará con el carácter itinerante, el teatro programará una producción propia y repondrá tres obras, que se subirán a los escenarios del Teatro Principal, el Centre del Carme Cultura Contemporània, el Teatre Martín i Soler-Palau de Les Arts y La Mutant.

'Lluna' será el proyecto nuevo del centro en el que L'Horta Teatre combinará las artes escénicas con la ciencia y la tecnología bajo la autoría y dirección de Juan Pablo Mendiola, en un montaje que llegará al Teatro Martín i Soler en febrero.

Esta será la única producción propia de la temporada debido a que "no hay suficiente disponibilidad de espacios", pues estos no tienen la duración necesaria que las obras necesitarían -cinco semanas-, además de para "dar continuidad a las producciones más aclamadas".

REPOSICIONES Y CICLOS

En cuanto a las reposiciones, dos de ellas llegarán en octubre al Teatro Principal: 'Anna i la màquina del temps', de Dacsa Teatre; y 'Les aventures de Tomasa Sawyer', de La Teta Calva. En el mismo escenario y dentro del Ciclo Nadal al Escalante, 'Yolo', de Lucas Escobedo, llenará de luz, color y alegría el teatro.

El Escalante continuará con el ciclo Teatro de la Memoria, el ciclo Teatro y Música, Escena Diversa y el ciclo Menut Teatre; además de la colaboración con Russafa Escènica y Dansa València.

Consulta aquí más noticias de Valencia.