Así lo ha señalado este martes en una nota la entidad ante el inicio de esta época, previsto a partir del próximo 1 de julio "en la gran mayoría del pequeño y mediano comercio", si bien las grandes marcas lo han ido comenzando durante todo el mes de junio.

La tendencia, según ha augurado, va a ser similar a la de los últimos años, con un crecimiento muy leve. "La falta de regulación en cuanto al periodo de inicio y fin de este tipo de ventas especiales hace que se hayan convertido en un periodo de descuento más y esta situación continuada en el tiempo es muy difícil mantener para el pequeño y mediano comercio que opera con unos márgenes comerciales más reducidos", ha afirmado.

Para Comercio Jaén, además, a liberalización de los periodos de rebajas ha llevado a situaciones que "suponen una desprotección del consumidor", de manera que "debe garantizarse que se cumplen todos los requisitos para que las rebajas que se hagan sean auténticas".

Se ha referido, por ejemplo, a que todos los productos rebajados hayan estado previamente a la venta y no sea mercancía expresamente creada para este periodo o a que los productos estén debidamente etiquetados, con el precio antiguo y el nuevo.

"La situación descrita debería hacer reflexionar para volver a la regulación anterior a 2012, algo que se viene demandando desde Comercio Jaén y en general por las organizaciones de comerciantes de nuestro país", ha subrayado.

Por otro lado, ha apuntado que el gasto medio por persona se estima sea entre los 60 y los 70 euros y los descuentos iniciales a aplicar serán entre el 30 y el 50 por ciento, que podrán llegar en una segunda fase hasta el 70 por ciento en determinados productos.

Los subsectores con mayor incidencia en la venta en rebajas serán textil, calzado y complementos, seguidos de equipamiento del hogar, electrónica y nuevas tecnologías.

Consulta aquí más noticias de Jaén.