En una declaración conjunta, las dos asociaciones defienden que estas dos lenguas sean oficiales y que después una ley de la Junta General fije las zonas de uso predominante de cada lengua.

En ese sentido, las dos organizaciones critican la propuesta de artículo cuatro de la Academia de la Llingua Asturiana donde la oficialidad del gallego-asturiano se restringe a su ámbito territorial.

Para las organizaciones, la propuesta de la Academia "reconoce la oficialidad del asturiano también en el territorio donde la lengua propia es el gallego-asturiano, pero no al revés", por lo que piden una redacción "radicalmente igualitaria" con la oficialidad de las dos "que vendría a concretarse después en una ley de normalización que marcara los ámbitos de uso de las dos lenguas".

"Decir que una de ellas será oficial en toda Asturias y no contemplarlo para la otra señala una preminencia del asturiano sobre el territorio del gallego-asturiano que no puede más que levantar recelos en la comunidad de hablantes de la más pequeña", indican.

Por otro lado, tanto la XDLA como la Plataforma consideran un error introducir en el debate sobre la oficialidad "una batalla terminológica absurda" con nombres nuevos para el gallego-asturiano. Una denominación que, recuerdan, tiene tradición filológica y legal.

"En esta cuestión pedimos respeto por el camino andado y sobre todo responsabilidad a instituciones y partidos políticos", señalan, para acabar pidiendo a los partidos políticos con representación en la Junta General echar adelante la reforma del Estatuto para incluir la oficialidad.

Consulta aquí más noticias de Asturias.