Imagen de la cartelería de la campaña en una farmacia logroñesa
Imagen de la cartelería de la campaña en una farmacia logroñesa EUROPA PRESS

Los presidentes del Colegio Oficial de Farmacéuticos de La Rioja, Mario Domínguez; del Colegio de Médicos, Inmaculada Martínez Torre; del Colegio de Odontólogos y Estomatólogos, Antonio Tamayo; y del Colegio de Podólogos, Marcos Villares, han presentado este lunes la iniciativa en la Farmacia 'La Glorieta' de Logroño.

La campaña está destinada a informar y concienciar a la población y a los diferentes colectivos en torno a la receta médica y a la necesidad de la misma para muchos medicamentos.

De este modo, desde hoy se van a difundir carteles informativos y octavillas tanto en las consultas de los profesionales prescriptores (médicos, odontólogos y podólogos) como en los centros de salud y centros hospitalarios, así como en todas las oficinas de farmacia de La Rioja, como dispensadores.

La campaña, bajo el eslogan #NoSinMiReceta, intenta dejar claro que muchos medicamentos necesitan receta. Los carteles y octavillas informan "de forma muy sencilla y visual" de que los médicos, odontólogos o podólogos son los profesionales sanitarios que prescriben y los farmacéuticos quienes dispensan el medicamento.

Del mismo modo, con la campaña se pretende informar a la población de qué medicamentos necesitan receta, basándose, por ejemplo, en que los envases incluyen unos símbolos informativos que aclaran cuáles son los medicamentos en concreto que la requieren.

En este sentido, Mario Domínguez ha recordado que la necesidad de prescripción con receta no la dicta ni el profesional médico ni el farmacéutico, sino la Agencia Española del Medicamento. Y cuando desde una farmacia se remite a un paciente a un profesional médico "es siempre por el bien del paciente".

Respecto a los medicamentos para los que es necesario contar con receta, el presidente de los farmacéuticos riojanos ha señalado especialmente el tema de los antibióticos "en el que se ha avanzado muchísimo", pero ha llamado a la población "a concienciarse" ante su uso.

En esta línea, ha hecho referencia a los datos futuros sobre posible resistencia a los antibióticos, "que en pocos años va a ser un problema mucho más que considerable", algunos antiinflamatorios, analgésicos, tremadol, el ibuprofeno de más de 400 gramos, la codeína "un opiáceo usado mucho para la tos", antidepresivos o medicamentos para dormir.

"Hay que insistir en que la prescripción de un medicamento no significa que ese medicamento que eternamente va a valer para los síntomas que un día tuve y que me fue fenomenal", ha incidido.

"Especialmente sensible", ha afirmado, hay que mostrarse en el tema de las enfermedades infantiles "porque no hay que suministrar antibióticos a los niños porque sí, los profesionales decimos que no a eso, y el ciudadano debe entender que es lo mejor para el paciente".

"No hay ningún medicamento que esté libre de contraindicaciones", ha recalcado Inmaculada Martínez Torre, quien ha incidido, por ello, en la importancia de no caer en la automedicación, "y de ahí, la campaña para que los medicamentos cuenten con una receta detrás, prescrita por los profesionales médicos que aquí nos encontramos".

"Hay que entender la receta como el documento legalmente establecido para la relación y la comunicación entre el paciente y el prescriptor, y hay que darle ese valor", ha insistido Mario Domínguez.

Tamayo, por su parte, ha recordado que los pacientes odontológicos son los mayores consumidores de antibiótico "y, por eso, se nos acusa muchas veces de que caen en la automedicación". Así, ha recomendado que, ante cualquier patología odontobucal "acudan al profesional que es quien les va a prescribir el medicamento adecuado u otro tipo de tratamiento".

En casos de que las patologías ocurran en días festivos, ha aconsejado ir a Urgencias para que se les prescriban los medicamentos adecuados, "nunca automedicarse". En este sentido, la presidenta del Colegio de Médicos ha apuntado que "España es el país donde se desechan más medicamentos, en todas las casas hay maxi botiquines".

"Debemos utilizar el medicamento adecuado y prescrito para cada momento, no tener almacenados muchos medicamentos que muchas veces utilizamos de mala manera. No hay que tener en las casas farmacias con medicamentos que, porque han valido una vez, parece que van a valer para siempre. Si se sigue así, nos encontraremos con la resistencia a los antibióticos cada vez mayor, y eso puede ser la más importante causa de mortalidad en el futuro", ha concluido Martínez Torre.

Consulta aquí más noticias de La Rioja.