El CIMA y Colindres se unen para crear un corredor ecológico con especies autóctonas
El CIMA y Colindres se unen para crear un corredor ecológico con especies autóctonas GOBIERNO DE CANTABRIA

El Centro de Investigación del Medio Ambiente (CIMA) y el Ayuntamiento de Colindres se han unido para poner en marcha una iniciativa pionera que supondrá la creación de un corredor ecológico en Colindres de Arriba, mediante la sustitución de plantaciones de eucalipto por especies forestales autóctonas.

El objetivo de este proyecto es, por una parte, reforestar terrenos municipales con la plantación de especies propias en explotaciones de eucalipto y, con ello, crear un corredor que enlace dos zonas de arbolado autóctono, lo que mejorará el valor natural del municipio y contribuirá al objetivo común de lucha contra el cambio climático, ha informado el Gobierno en nota de prensa.

Según recoge el convenio firmado este martes, tanto el CIMA como el Ayuntamiento de Colindres comparten como prioridad la protección del medio ambiente para mejorar la calidad de vida de los ciudadanos y, para ello, apuestan por medidas que concilien la gestión sostenible de los recursos naturales, la preservación del medio ambiente, el fomento del conocimiento y las prácticas más acordes con los retos del cambio climático.

El Ayuntamiento se encargará se acometer las actuaciones en los terrenos de titularidad municipal conocidos como Monte de La Tejera, donde ya se realizó entre 2006 y 2007 una actuación de reforestación de arbolado autóctono y preparar el terreno, plantar y hacer un seguimiento del desarrollo vegetativo, además de evaluar su rendimiento como sumidero de carbono.

El CIMA, por su parte, con una inversión de 4.500 euros se encargará de divulgar los resultados de este proyecto en los ámbitos científicos y de exportarlo en otras iniciativas similares en Cantabria, dentro de la Estrategia de Acción frente al Cambio Climático 2018-2030.

"INICIATIVA PIONERA)

La vicepresidenta del Gobierno en funciones, Eva Díaz Tezanos, ha destacado la importancia de esta iniciativa pionera en Cantabria "que puede ser exportable para dar un uso y aprovechamiento a otras áreas ociosas de la Comunidad Autónoma y a la vez contribuir a mitigar los efectos del cambio climático".

El alcalde del municipio, Javier Incera, ha explicado que el objetivo es unir dos zonas de arbolado propio creando un corredor e intentando generar un espacio de bosque que dé a Colindres un mayor valor natural y ecológico. De esta manera, se da a las especies autóctonas un mayor hábitat y abre la posibilidad de crear en el futuro una ruta que discurra en todo su recorrido por un bosque típico de esta zona.

La vicepresidenta en funciones y el alcalde han valorado la aportación de este tipo de iniciativas a la compensación de emisiones de dióxido de carbono y a mitigar los efectos del cambio climático, conforme a la Estrategia Regional aprobada por el departamento que dirige Díaz Tezanos y que constituye "una de las iniciativas más sobresalientes de la acción frente al cambio climático, objetivo prioritario del Ejecutivo".

"Con este proyecto, además, desde el municipio participamos en lo que tiene que ser un desarrollo sostenible y participamos en la compensación de la huella de carbono", ha manifestado Incera, que ha puesto en valor la colaboración de las asociaciones de la comarca Bosques de Cantabria y la asociación Arrincadero que trabajan por la protección medioambiental del entorno.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.