En un comunicado, critican que la Junta "no haya hecho un estudio del impacto que dicho centro tendría en la zona y lo contraproducente que es traer a unos menores a insertarse en un barrio ya de por si degradado y con continuos conflictos vecinales". También, lamenta que la Delegación de Bienestar Social del Ayuntamiento de Sevilla "no haya advertido a la Junta de Andalucía de la situación actual de la zona y del compromiso de redistribución del resto de los centros sociales que mantienen con los vecinos".

Por el contrario, indican que la zona sí necesita centros culturales y sociales para la vecindad, colegios, parques o centros de día para mayores.

"Los vecinos no nos hemos dejado, ni nos dejaremos manipular, por ninguna fuerza política y son ellas las que nos están utilizando en su guerra. Sólo perseguimos poder vivir en paz y no tener que acumular la solidaridad de toda Sevilla en nuestra zona", afirman, mencionando el "comportamiento incívico" de quienes hacen que "la convivencia vecinal no sea posible, llegando a tener verdaderos problemas de inseguridad en la zona".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.