"Cs se había propuesto un acuerdo de mínimos, de centro y sensato entre PP, PSOE, Cs y al que se unió, posteriormente, el PI, para que Llucmajor tuviese un gobierno estable tras la compleja situación que abordábamos después de los resultados del 26 de mayo", ha explicado la regidora electa de Cs, Noemí Getino.

En este sentido, según ha apuntado Getino, dicho acuerdo recalcaba "la estabilidad" de un pacto que representaba a casi el 60 por ciento de los votantes "con medidas de centro y sensatas". A su juicio, era "un claro beneficio para Llucmajor".

Ante esta situación, Getino ha considerado que "hay que buscar otras soluciones", por lo que han decidido "explorar nuevas opciones con el fin de dotar al municipio de un gobierno estable y que represente el sentir de las urnas que claramente han demostrado no querer repetir el tripartito con MES-ERC".

"Desde Cs siempre hemos actuado con lealtad hacia el municipio y nuestros ciudadanos, primando el programa por encima del reparto de sillas, como han hecho otro partidos", ha concluido la regidora de Cs.