El suceso se produjo el pasado viernes sobre las 23.00 horas, cuando el joven repartía unas pizzas por la zona del Ave María, a la altura del bar Cáceres, y fue atropellado por un Seat gris oscuro, como así comunicó la familia a través de redes sociales, tras lo que el conductor se dio a la fuga.

Dos días después, éste, un joven de 21 años con iniciales J.F.N, se ha entregado a la Policía Nacional, quien lo ha transferido a la Policía Local.

Asimismo, se ha localizado el vehículo que se encontraba estacionado en el interior de un garaje y, aunque le habían reparado los daños producidos en el siniestro, en la inspección ocular realizada por la Unidad de Atestados se ha podido comprobar la compatibilidad de los mismos confrontándolos con las pruebas recogidas en el lugar de los hechos.

Al detenido, que ha pasado a disposición judicial, se le investiga por los delitos de lesiones y abandono del lugar, dejando a una persona malherida.

Como consecuencia del atropello, el repartidor se encuentra ingresado en la UCI del Hospital Clínico de Valladolid con pronóstico reservado, aunque parece que las lesiones provocadas pueden tenerle apartado de su rutina diaria entre tres y seis meses.

Consulta aquí más noticias de Palencia.