Teléfono móvil
Un teléfono móvil. KAI HENDRY
Los Mossos d'Esquadra detuvieron el miércoles a un vecino de Lleida de nacionalidad rumana por presentar en dos ocasiones falsas denuncias de robo del teléfono móvil con la intención de que el seguro le pagara el aparato, aunque lo seguía utilizando, según informó el jueves el cuerpo de seguridad.

Quería que el seguro le pagar el coste del teléfono
El hombre denunció el 19 de febrero que había sido víctima de un atraco cuando estaba paseando por la calle Alcalde Porqueres y un desconocido le quitó violentamente el móvil.

Los Mossos abrieron una investigación y comprobaron que el teléfono que supuestamente había sido robado seguía siendo utilizado por la misma persona que presentó la denuncia. Comprobaron entonces que el detenido quería que el seguro le pagar el coste del teléfono supuestamente robado.

Otro individuo detenido por el mismo delito

El 25 de febrero, el individuo, de 31 años, fue detenido por un hecho similar. Entonces, según los Mossos, denunció que le habían quitado un teléfono mientras paseaba por la calle Mercè y los agentes también comprobaron que lo había denunciado falsamente para cobrar el seguro.

En su comunicado, los Mossos recuerdan que una denuncia falsa de haber sido víctima de un delito, además del perjuicio económico que pueda causar, es un delito. Tras declarar el miércoles en la comisaría de los Mossos, el detenido quedó el libertad pendiente de su declaración ante el juez.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE LLEIDA