El delegado del Gobierno, Eduardo Echevarría, se ha comprometido a trabajar para encontrar una "salida definitiva" y "en breve" a la situación que viven desde hace cuatro meses los afectados por el argayo de San Mateo (Los Corrales de Buelna), producido a finales de enero por las inundaciones acontecidas en Cantabria y que mantiene a la mayoría fuera de sus casas.

Echevarría, que se ha reunido este viernes con una representación de las doce familias afectadas, ha explicado que ya se ha puesto en contacto con el Ministerio de Fomento y lo hará con la Confederación Hidrográfica del Cantábrico para intentar encontrar una solución, ha explicado en declaraciones realizadas a RTVE al hilo de este encuentro y recogidas por Europa Press.

Así, ha abogado por la colaboración de las tres Administraciones, esto es la local, autonómica y estatal (Ministerio de Fomento y Confederación Hidrográfica del Cantábrico) para intentar "desbloquear" este asunto y dar una solución. "En cuanto las Administraciones colaboran y cooperan encuentran el cauce para que este caso se resuelva de una forma definitiva", ha dicho.

Por el momento, de las doce familias afectadas, nueve no pueden vivir en las casas ubicadas en los terrenos afectados por el argayo y otras tres regresaron a los pocos días de producirse el corrimiento pero "están barajando" marcharse de nuevo dado que, a su juicio, el terreno "no está estable" y se "sigue moviendo", han alertado en declaraciones realizadas a esta agencia.

Mientras que Echevarría cree que "hay posibilidades" de dar una pronta y definitiva solución a los afectados -6 familias viven en pisos aportados por el Gobierno de Cantabria en Arenas de Iguña y las otras tres con familiares-, los afectados lo ven "difícil" que ésta se produzca a corto plazo.

Pese a ello, han agradecido a Echevarría el "trato" y la "empatía" demostrada con los afectados.

Además, han detallado que el delegado les ha trasladado que pedirá informes a Fomento y a la CHC. Al respecto, el delegado del Gobierno ha explicado que ya había hablado con el Ministerio de Fomento y representantes de este departamento se habían trasladado a San Mateo y una ingeniera de Caminos ha hecho una valoración sobre el "estado real" del corrimiento de tierras.

También ha explicado que hablará con la CHC "para que esté preparada" a la hora de otorgar los permisos que deba conceder en lo relativo a las obras que tendrán que ejecutarse en estos terrenos, próximos al río.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.