El detenido, con una numerosa lista de antecedentes, muchos de los cuales también son por daños intencionados, es de sobra conocido por la Policía y parece tener una especial fijación con prender fuego a contenedores, ocasionando con ello numerosos daños y perjuicio económico a las arcas municipales.

La tarde del pasado día 13, un agente fuera de servicio que transitaba por una céntrica calle del barrio de Gamonal, pudo observar como el detenido, que se encontraba junto a un contenedor de papel, introducía en el mismo algún elemento que previamente había prendido con el objetivo de incendiarlo.

El agente inmediatamente llamó a la Sala Operativa de la Comisaría Provincial, a la vez que le daba el alto al individuo, que reaccionó de forma violenta, aunque finalmente junto con el indicativo policial que se desplazo hasta el lugar se procedió a la detención del mismo, siendo puesto a disposición de la autoridad judicial.

Además, durante esa misma tarde se habían recibido varias llamadas alertando de la quema de contenedores situados en calles adyacentes de la zona centro, en puntos próximos entre sí, siendo factible que se tratara del mismo autor, que una vez hubo "quemado" esa zona se desplazó a otro barrio para continuar.

En la tarde del día 14 de mayo este mismo individuo protagonizó un altercado en un centro de salud en el que exigía una medicación que no podían proporcionarle, requiriendo el personal sanitario la presencia de la policía.

Tras esta intervención y a modo de advertencia, dijo que iba a tener a la Policía "toda la tarde entretenida", siendo posteriormente detenido tras volver a detectarse la quema de contenedores y ser una vez más sorprendido por los agentes, pasando nuevamente a disposición judicial por un delito de daños.

Consulta aquí más noticias de Burgos.