Drones de la DGT: la última herramienta para vigilar las carreteras desde el aire
Los drones de la DGT pueden alcanzar los 120 metros de altitud. Pixabay

Las carretas españolas cuentan con cerca de 1990 radares fijos, móviles y de tramo para vigilar la velocidad al volante. Pero además de estos cinemómetros, la DGT dispone de otros sistemas para detectar infracciones como los radares Pegasus, helicópteros equipados con un sistema con el que detectan, además de la velocidad, la distancia de seguridad y el uso del móvil al volante, entre otras conductas.

A estos helicópteros se les han unido los drones, encargados de completar las labores de vigilancia, control y gestión del tráfico de las carreteas.
Tal y como informan desde la página web de la DGT "este medio aéreo, que requiere un operativo técnico y humano reducido, viene a mejorar las misiones de vigilancia del tráfico, cuyo fin es aumentar la seguridad de la circulación en las carreteras".

Durante la pasada Semana Santa ya estuvieron operando por las carreteras españolas tres drones como apoyo a las labores de vigilancia, pero no sancionaban las infracciones, solo informaban del estado de las carreteras.

¿Cómo funcionan los drones?

Estos aparatos aéreos son teledirigidos desde tierra por operadores. Sobrevuelan puntos estratégicos y envían las imágenes del tráfico en directo a los Centros de Control de la DGT.

Estas herramientas pueden alcanzar los 120 metros de altitud, tienen una autonomía de 20 minutos, un radio de acción de 500 metros y las cámaras que llevan son de alta definición y tienen un alcance de hasta siete kilómetros.

La misión de los drones es vigilar y registrar todo tipo de infracciones (excepto excesos de velocidad) de vehículos en las carreteras. Eso sí, de momento sin sancionarlas, aunque esta capacidad podría añadirse a sus funciones en el futuro.

La última novedad en radares son los llamados 'Radares de ruido', un sistema que mide el volumen de ruido producido por los vehículos. Todavía no ha llegado a España, pero sí a diferentes ciudades europeas.