El Gobierno ha leído con prudencia los datos del desempleo en marzo, que bajó en 14.356 personas después de cinco meeses de continuas subidas.

El ministro de Trabajo, Jesús Caldera, ha calificado la creación de empleo del pasado mes de "positiva", aunque ha subrayado que el Ejecutivo "está preocupado" por la evolución de los últimos meses (53.406 parados más en febrero, 132.378 más en enero).

Caldera ha destacado el aumento de los afiliados a la seguridad social y ha celebrado el dato, que en su opinión indica que "hay posibilidades claras de recuperación". El ministro no tiene ninguna duda de que España acabará alcanzando el pleno empleo. Según los datos difundidos hoy, en España hay 2.300.975 de personas en activo sin empleo.

CC OO cree que se trata de un dato "desafortunadamente coyuntural"
El sindicato
CC OO ha considerado que la reducción del paro en marzo es "desafortunadamente coyuntural". CC OO ha explicado que el descenso se concentra en el sector servicios debido a Semana Santa mientras que la construcción "sigue generando desempleo de forma intensa", al igual que la industria, aunque en menor medida.

Por su parte, UGT ha abogado por mejorar la productividad "para recuperar el protagonismo de la industria nacional como elemento tractor del crecimiento económico, de la generación de riqueza y de la creación de empleo".