New Coke
Lata de New Coke, la variante que Coca Cola sacó al mercado en 1985. WIKIPEDIA

A finales de los años 70, en plena guerra entre Coca-Cola y Pepsi por el liderazgo en el sector de refrescos, la última lanzó una exitosa compaña publicitaria, el llamado 'Desafío Pepsi', consistente en hacer catas a ciegas que demostraban que a la gente le gustaba más el sabor de este refresco que el de su tradicional enemigo. Ante esta campaña,en 1985 Coca-Cola decidió responder y cometió el peor error comercial de su historia: crear la New Coke.

Los ejecutivos de la marca decidieron cambiar la fórmula del refresco y dejar de vender la versión tradicional. Pero la decisión fue un rotundo fracaso. Los seguidores de Coca-Cola se sintieron estafados y se levantó una ola de protestas que puso en crisis a la empresa. Se dieron cuenta de que la mayoría de sus consumidores no bebían Coca-Cola por su sabor, sino por una mezcla de imagen de marca y lealtad a un producto.

Así, 79 días después de lanzar la New Coke, recularon y anunciaron que volverían a la receta original, asumiendo los costes millonarios de producción, publicidad y marketing.

Ahora, por sorprendente que parezca, la compañía con sede en Georgia va a volver a sacar la New Coke... pero como estrategia publicitaria. ¿El motivo? El estreno de la tercera temporada de la serie inspirada en los 80, Stranger Things.

Según la BBC, Coca-Cola va a sacar una edición limitada del polémico refresco. Ejecutivos de Netflix visitaron la sede de la empresa en Atlanta para estudiar la publicidad de aquella New Coke, sus envases y la mercadotecnia, para asegurarse de que en esta tercera temporada, que se estrena el 4 de julio, la recreación sea lo más fiel posible a la realidad.