Tribunales.- Acepta
Tribunales.- Acepta EUROPA PRESS

Los hechos se remontan al 11 de enero de 2014, cuando el acusado se encontraba jugando un partido de veteranos en Abadín, entre los equipos del Montouto de dicha localidad y equipo en el que jugaba y el Lambruxos de Sarria.

En un momento del choque, el arbitro J.F.P. le sacó una tarjeta amarilla y, según se pone de manifiesto en el escrito de acusación, "éste con el ánimo de menoscabar la integridad física" del hombre "le propinó un fuerte puñetazo en la boca, causándole lesiones consistentes en contusión en región labial y dolor y movilidad anormal en el incisivo central superior derecho".

Por un delito de lesiones, pedía en sus conclusiones provisionales la Fiscalía tres años de prisión que, tras el acuerdo de conformidad con la defensa del agresor, ha rebajado a un año y medio de cárcel, además de una indemnización de 2.500 euros.

Consulta aquí más noticias de Lugo.