PARTIDO POPULAR, CANDIDATURA Mª JOSÉ CATALÀ

La candidata del PP a la Alcaldía de València, Mª José Català, apuesta por implantar en el Ayuntamiento de esta ciudad "un gobierno de grandes áreas de gestión" sin "mestizaje" de competencias entre concejalías para evitar una "descoordinación" que en los últimos cuatro años ha llevado a un consistorio "absolutamente ineficiente" en el que "todos se van pisando los talones y van intentado equilibrar batallitas de egos y de medallas".

Català ha rechazado de este modo, en una entrevista a Europa Press, el modelo de ejecutivo local que integran Compromís, PSPV y València en Comú y que preside Joan Ribó, en el que "Servicios Sociales depende de Compromís pero el PSOE lleva mayores, en el que Urbanismo depende del PSPV pero Vivienda es de València en Comú y en el que Cultura está también dividida".

"Quiero hablar de grandes áreas de gestión. Creo que hay una económica, con turismo, empleo, emprendedurismo e innovación; una urbanística, con vivienda, usos y dominio público; una administrativa de gobierno interior, con hacienda, funcionamiento interno; una de seguridad, de la mano de movilidad; una de política social en la que hay que hablar de educación, política social, familia e igualdad y una de medio ambiente", ha planteado.

Mª José Català, también exconsellera de Educación, Cultura y Deporte, ha explicado que la distribución de ejecutivo municipal que defiende "sería similar a la de un gobierno autonómico", al tiempo que ha señalado que esa propuesta parte tanto de su experiencia en el mundo municipal como alcaldesa de Torrent (Valencia), como de la adquirida en el ámbito autonómico, desde el Consell y desde "la oposición a los gobiernos actuales que han aplicado el mestizaje".

La candidata del PP ha considerado que el bagaje político y de "gestión pública" adquirido es algo que tras las elecciones del 26 de mayo puede "poner en valor en el Ayuntamiento de València", al que se ha referido "no como una administración cualquiera" sino como "la gran administración de la provincia de Valencia".

Tras ello, ha indicado que el consistorio necesita "un plan de calidad y modernización" para ser el "más moderno, ágil y puntero de España" y ha lamentado que sea "un ayuntamiento excesivamente burocratizado que funciona con procesos a la antigua", así como el "colapso" que eso supone.

La cabeza de lista del PP ha mostrado su intención de hacer del valenciano "el ayuntamiento más moderno de España", aplicando "un modelo de ciudad inteligente y un plan de calidad y modernización" para que "funciona como un reloj". Igualmente, ha expuesto su voluntad de trabajar para que València sea "motor de impulso de su provincia y de la Comunitat Valenciana" como "tractora de talento y oportunidades" y polo de atracción de "inversiones".

"DESIGUALDADES EN SERVICIOS PÚBLICOS"

"Para eso, tenemos que generar seguridad jurídica y ser una de las ciudades con menor presión fiscal", ha agregado Mª José Català, que ha comentado que en la ciudad detecta "desigualdades en servicios públicos municipales en función" de la zona en la que se viva y

"problemas que afectan mucho a los barrios" en "limpieza, seguridad y iluminación".

Por otro lado, ha señalado que percibe "complicidad en la calle" respecto al proyecto con el que concurre a la Alcaldía de València y ha indicado, respecto a un posible pacto de derechas tras el 26M que si tuviera que negociarlo no quiere "prejuzgar a nadie" sino "hablar con las personas que elija democráticamente la ciudad" para conocer "qué cuestiones plantean o son prioritarias".

Mª José Català, natural de Torrent, ha asegurado que se siente "parte de València desde pequeña" tanto por proceder de su área metropolitana, una espacio al que València "no puede dar la espalda", como por los años que lleva "participando en la vida cultural y social" de la capital como particular y como responsable política.

Respecto a su situación como candidata del PP, teniendo en cuenta las circunstancias del grupo municipal con sus diez concejales investigados por distintas causas -nueve por Taula y uno por presuntas irregularidades en contrataciones de Aerocas- y del partido en la ciudad con una gestora, ha comentado que "no ha sido nada fácil" y ha valorado "la generosidad y la ayuda" de los actuales ediles.

"ACOGIDA, AYUDADA Y COMPRENDIDA"

"Me he sentido desde el primer momento acogida, ayudada, comprendida y respaldada", ha dicho, al tiempo que ha resaltado que "en los últimos cuatro o cinco" se ha conseguido que "el PP de la ciudad vuelva a trabajar de forma unánime y conjunta en torno al proyecto de una candidatura, de una ambición y de una meta, el Ayuntamiento".

Català ha agregado que la "transición" a partir de su designación como cabeza de lista se ha hecho "con mucha humanidad, comprensión y responsabilidad" y ha expuesto que "después de una etapa muy convulsa" se ha recuperado "la ilusión" y se ha vuelto "a trabajar con un objetivo claro". "Puedo decir que el PP de la ciudad de València ya ha superado su etapa complicada. Hemos pasado nuestro momento más difícil", ha dicho.

La candidata ha resaltado que compara València "con una orquesta" y ha señalado que en el Ayuntamiento "el alcalde tiene que ser un perfecto director" de ese conjunto y "dirigir bien a los distintos músicos" y "la ciudad en los diferentes barrios". "Debe prestar atención a todo" e "intervenir" si "alguna cosa no funciona bien", ha manifestado. Así, ha reprochado a Ribó que no ejerza "su liderazgo sobre la corporación municipal como máximo responsable".

Asimismo, ha considerado que las pedanías están "muy mal gestionadas por parte del ayuntamiento" y ha calificado de "tremendamente nefasta" la gestión de la EMT "en todos los barrios". La candidata ha defendido una planificación de la ciudad por barrios y ha destacado que así se ha elaborado su programa electoral, teniendo en cuenta "la necesidad" de cada uno.

Català ha manifestado que el Ayuntamiento debe "tener muy claro dónde quiere que llegue València" y ha opinado que en el ámbito cultural "ha faltado ambición y visión" a pesar de que es una urbe con muchos elementos que pueden "potenciarla como ciudad europea de la cultura". "Veo una falta de absoluta de sensibilidad hacia una de las fortalezas más importantes que tenemos", ha declarado.

Consulta aquí más noticias de Valencia.