Huelva.-Sucesos.- Una familia de Ayamonte denuncia amenazas de muerte tras presenciar un alijo de droga en la playa
Huelva.-Sucesos.- Una familia de Ayamonte denuncia amenazas de muerte tras presenciar un alijo de droga en la playa EUROPA PRESS

En declaraciones a los periodistas, la mujer de este trabajador del servicio de limpieza de playas, Leire Herrero, ha explicado que su marido a finales de abril contempló a varias personas en la orilla de una playa onubense que en un primer momento consideró mariscadores pero al acercarse se percató de que eran narcotraficantes.

En este sentido, ha señalado que su marido se asustó al ver "el bulto de una lancha y fardos tirados" en la playa, por lo que decidió llamar a su jefe para que diera aviso a la Guardia Civil y prosiguió su trabajo de limpieza de la playa en otra zona.

No obstante, Herrero ha relatado que el 1 de mayo recibieron la visita de dos hombres en su vivienda. "Cogieron a mi hijo de once años que estaba jugando en la calle y le preguntaron dónde estaba su padre, al no contestar lo llevaron a la puerta de mi casa y al abrirles mi hijo me dijo que estos hombres querían hablar con su padre", ha indicado, al tiempo que ha apuntado que insistieron en hablar con su marido.

"Estos hombres entraron en mi casa y le dijeron a mi marido que querían lo suyo, que se lo diésemos y que sino mandarían a unos sicarios", ha asegurado Herrero, quien ha explicado que, por ello, decidieron interponer una denuncia ante la Guardia Civil por amenazas.

Tras esta primera amenaza, ha relatado esta madre que recibió una llamada telefónica en la que aseguraban saber quienes eran y donde vivían. "Me dijeron que mi marido se cuidara las espaldas cuando fuera por la calle porque le iban a quitar el pellejo", ha subrayado.

Esta llamada se repitió una semana después en la que, según Herrero, insistían en que su marido le diera "lo suyo". "Nos dijeron que esto no se iba a quedar así y que sino le iban a cortar las manos" a su marido, ha explicado.

Asimismo, ha contado que el pasado viernes su marido fue abordado en la puerta de su vivienda tras terminar su jornada de trabajo por otro coche que le impidió salir de su vehículo, "le pegaron y le pidieron lo suyo otra vez". Sin embargo, mientras varios hombres "intentaron meterlo en el coche en el que venían" los vecinos alertados por los gritos de este trabajador salieron en su auxilio provocando la huida de sus presuntos secuestradores.

"TENEMOS MIEDO, NOS SENTIMOS DESPROTEGIDOS"

"Ellos piensan que mi marido ha cogido algo, pero no sé qué quieren porque no ha cogido nada; él vio lo que había y se fue", ha insistido Herrero, quien ha añadido que están "desesperados" y tienen "miedo". "No vivimos tranquilos, esto es un sin vivir, no comemos, no dormidos y cuando salimos a la calle vamos mirando a todos lados. Llevamos casi un mes con esta pesadilla", ha puntualizado.

De igual modo, ha indicado que su marido "de noche no duerme, se pasa toda la noche despierto y con un cuchillo al lado". "Tiene miedo y todo lo hacemos juntos porque tiene pánico de que pueda pasar algo", ha añadido.

Por último, ha dicho que se sienten "desprotegidos" por la Guardia Civil. "Si hubiésemos tenido algún tipo de apoyo esto no hubiera pasado; necesitamos que nos ayuden con algún tipo de vigilancia y lo hacemos por desesperación", ha concluido.

Consulta aquí más noticias de Huelva.