Condenado a diez años y medio de cárcel un preso por prender fuego a su celda y herir al compañero
Condenado a diez años y medio de cárcel un preso por prender fuego a su celda y herir al compañero EUROPA PRESS - Archivo

En concreto, según recoge el escrito de calificación fiscal consultado por Europa Press, los agentes encontraron en el interior de la nave 1.007 plantas de marihuana de distinto tamaño así como otros enseres para el cuidado y control de la plantación mediante un sofisticado sistema.

Para poder realizar dicha actividad ilícita, se habían efectuado además dos enganches ilegales a red eléctrica, lo que supuso un perjuicio estimado para la compañía de 15.234 euros. En este sentido, además de un delito contra la salud pública y otro de tenencia ilícita de armas, se achaca al acusado también un delito de defraudación de fluido eléctrico.

La Fiscalía añade además la presunta comisión de un cuarto delito de falsedad en documento oficial, ya que para realizar el transporte del estupefaciente, el acusado habría empleado una furgoneta a la que habría colocado unas placas de matrícula de otro vehículo muy similar al empleado "con el objetivo de ocultar la verdadera identificación" del mismo.

El análisis pericial permitió extraer más de 28 kilos de cannabis sativa que habrían alcanzado un valor en el mercado ilícito de más de 146.000 euros. Durante el uso de la nave industrial se causaron además más de 21.000 euros en desperfectos por los que la empresa propietaria, que era ajena a dicha actividad, reclama.

En sus primeras pesquisas en relación a este caso, la Guardia Civil imputó además al acusado un presunto delito de maltrato animal después de encontrar en la nave un perro de gran tamaño encadenado y en un evidente estado de abandono que fue entregado a una protectora, si bien el Ministerio Público no formula acusación al respecto.

INVESTIGACIÓN DE VARIOS MESES

La detención del acusado se produjo en junio de 2017 aunque los agentes llevaban tras la pista del sospechoso desde marzo de ese mismo año al tener constancia de una conversación sobre el extraño comportamiento de los trabajadores de una nave situada en el Polígono Industrial 'Los Grillos', en el término municipal de Níjar (Almería).

En una primera inspección de la nave por el exterior los agentes no hallaron indicios de delito ni el característico olor de las plantaciones de marihuana, aunque persistieron en sus vigilancias dadas las continuas entradas y salidas de personas, por lo que decidieron realizar una inspección administrativa de la nave.

Fue entonces cuando el sospechoso, según el fiscal, se situó en la entrada de la nave portando una carabina e impidiendo pasar a los agentes, quienes descubrieron en el interior la plantación y el sistema de riego y de iluminación.

Consulta aquí más noticias de Almería.