Así lo ha dicho este miércoles el presidente de UPTA, Eduardo Abad, a preguntas de la prensa sobre el control horario, que afecta a los autónomos que tienen empleados y que a su juicio es una medida "oportuna" para evitar que los empresarios no paguen las horas extra o lo hagan sin cotización.

Abad ha indicado que hay un "gran desconocimiento" del sistema, por lo que el sindicato ha trasladado al Ministerio su petición de que divulgue su funcionamiento y "dé una respuesta concreta" a cómo deben fichar aquellos que no trabajan en un lugar fijo, que teletrabajan o prestan servicios de transporte y no están sujetos a tacógrafo, por ejemplo.

Así, ha destacado que desde UPTA han sido "proactivos" y se han anticipado a las dudas enviando a sus afiliados una circular con la explicación del mecanismo y la plantilla que los empleados tienen que rellenar con sus horas de entrada y salida y su firma, que también se puede descargar en su página web.

Además, ha reconocido que el modelo es "muy sencillo" y ha asegurado que no son los autónomos "los defraudadores de horas extra".

Asimismo, ha indicado que no le consta que la Inspección de Trabajo haya acudido por el momento a ningún pequeño comercio a supervisar el control horario, por lo que ha considerado que está dando "una especie de tregua".

En este sentido, ha recordado que las multas por su incumplimiento van desde los 600 a los 6.025 euros, algo, según Abad, "irrisorio" para una gran empresa pero no para un pequeño negocio.

Por último, ha pedido al Ministerio que sea "estricto" y sancione "con todas las de la ley" a los empresarios que no paguen las horas extra, y se ha mostrado sorprendido de que algunos "pongan el grito en el cielo" por esta nueva medida, ya que se conocía que se iba a poner en marcha hace dos meses.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.