El presidente de Cantabria y líder del PRC, Miguel Ángel Revilla, ha resaltado la contribución del cántabro Alfredo Pérez Rubalcaba a que España "fuera más democrática, más tolerante" y a no tener hoy "la pesadilla de ETA" y ha lamentado que haya sido, en vida, "una de las personalidades de este país más denostadas, calumniadas y vilipendiadas". "Ojalá en el futuro y en el presente de España haya muchos como él", ha deseado.

Así lo ha afirmado este viernes en la plaza de La Llama de Torrelavega, donde el PRC iba a celebrar, a partir de las 20.30 horas, la fiesta de presentación de la candidatura regionalista en el municipio, acto en el que iba a intervenir Revilla pero que ha quedado suspendido en señal de luto por el fallecimiento este viernes en Madrid de Pérez Rubalcaba.

Aunque el acto en sí no se ha celebrado, sí se ha guardado un minuto de silencio y Revilla ha dedicado unas palabras sobre el exvicepresidente del Gobierno, exministro y exsecretario general del PSOE, en las que le ha ensalzado como "un auténtico hombre de Estado, que en todo momento ha tenido presente España, la democracia y la convivencia".

A pesar de ello, ha opinado que, en vida, recibió por parte de algunas personas -que ahora, ha dicho, hablarán bien de él- un trato "injusto".

"Hoy Cantabria está de luto", ha dicho Revilla, que ha asegurado conocer "bien" a Pérez Rubalcaba, con el que -ha dicho- mantuvo incluso "algunas discrepancias", pese a lo cual ha resaltado su contribución al país.

Revilla ha ensalzado a Pérez Rubalcaba como "ejemplo de coherencia política y personal" y ha destacado que, tras dejar la política, en lugar de optar por tener una "jubilación dorada" en alguna gran empresa -ofrecimiento que, según Revilla, hicieron a este político- decidió volver a dar clases de química en la facultad.

Alfredo Pérez Rubalcaba(Solares, Cantabria, 1951) fue ministro de Educación y Ciencia, y de la Presidencia y Relaciones con las Cortes en los sucesivos gobiernos de Felipe González.

Con José Luis Rodríguez Zapatero como presidente, fue nombrado ministro del Interior, vicepresidente del Gobierno yportavoz en el Congreso. En 2012 fue elegido secretario general del PSOE, cargo que desempeñó hasta 2014.

El político ha fallecido a los 67 años en el hospital Puerta de Hierro de Majadahonda (Madrid), dos días después de sufrir un infarto cerebral. Su capilla ardiente se ha instalado en el Congreso de los Diputados.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.