Riestra ente les autoridaes asturianes.
Riestra ente les autoridaes asturianes. EUROPA PRESS. - Archivo

García Riesta (La Pora Siero, 1925), fue el último español superviviente al campo de concentración de Buchenwald -donde se buscaba la muerta de las personas internadas a través del trabajo esclavo para la industria de guerra del Alemania nazi- y falleció este jueves en Francia, donde vivía desde que cayó el Frente Norte y donde luchó contra la ocupación nazi.

Xuan Santori, autor de '42.553: Depués de Buchenwald', donde se cuenta el paso de Riestra por el campo de concentración, comenta en declaraciones a Europa Press que conoció la historia de Riestra "casualmente" al leer una noticia sobre un asturiano que estuvo en Buchenwald y al que organizaron un homenaje en un pueblo del sur de Francia.

"Sentí curiosidad y le llamé", ha comentado el escritor, que explica que en esas conversaciones "surgió la química y le propuse una entrevista en persona". Esta fue tal que Riestra dio el sí a Xuan Santori para escribir su historia.

Desde los años ochenta, momento en el que surgieron en Francia grupos negacionistas del holocausto y de la existencia de campos de concentración, Riestra se dedicó a dar charlas por los colegios "para que la gente joven supiera lo que pasó y el sufrimiento que se generó", comenta Santori. Hasta ese momento, el último español de Buchenwald "había quedado callado".

"La gente no podía entender lo que había ocurrido, se echaba para atrás al escuchar lo que habían vivido y, por eso, Riestra y otros muchos estuvieron callados 40 años", ha explicado. Mismamente, el escritor comenta que nada más hace cinco días habló con Riestra por teléfono y le confesó que "había callado muchas cosas".

"Él tenía un discurso estándar sobre lo que tenía que contar a los chavales en las escuelas, pero había muchas cosas íntimas que no había contado hasta el momento, cosas de las que todavía no se había curado y que afectaban a su día a día", afirma Santori sobre el momento en que mantuvo varias entrevistas con Riestra para escribir su historia.

Una historia que se hizo más conocida en Asturias a partir del 2018, momento en el que se publicó '42.553: Depués de Buchenwald' y el último español en un campo de concentración volvió a su tierra de origen para recibir varios homenajes.

Riestra, que no tenía nacionalidad española desde que el franquismo se la quitó, ya había estado en dos ocasiones en Asturias y había recibido algún reconocimiento en Siero, "pero siempre venía mendigando favores, pidiendo explicaciones de dónde estaba su hermano y de por qué habían fusilado a su padre", afirma Santori. Los restos de su padre están todavía en una fosa común en Oviedo y los de su hermano, Pepín, en una cuneta desconocida.

Por eso, el viaje de Riestra a Asturias en 2018 para presentar su biografía, donde fue recibido con todos los honores y "como un modelo de ciudadano al ser una victima que renunciaba a la venganza", supuso "devolverle la vida", comenta el escritor.

"Ese viaje fue lo contrario a lo anterior, antes venía para pedir favores, ahora era la sociedad asturiana reconociéndolo", explica, para añadir que ese fue el momento en que Riestra "se hizo amigo otra vez de Asturias".

Para finalizar, Santori dice que la pérdida de Riestra supone "perder la voz directa de un protagonista de la historia". "Pocas veces tenemos la suerte de que alguien nos cuente cómo pasó y cómo tiene que ser la persona cuando desaparece la sociedad". Ahora, añade el autor de '42.553: Depués de Buchenwald', nada más quedarán los libros de historia y las interpretaciones de los estudiosos.

Consulta aquí más noticias de Asturias.