El joven, de 20 años y vecino de Renedo de Piélagos, fue sorprendido el 27 de abril, pasadas las 20.30 horas, por un vehículo radar de la Guardia Civil situado en la CA-234, a la altura de la travesía de Zurita, pero no pudieron darle el alto. A esas horas, el tráfico por la citada vía era intenso.

Tras verificar la velocidad y que superaba ampliamente la permitida en ese tramo, se iniciaron las actuaciones para localizar, identificar e investigar al presunto autor como responsable de un delito contra la seguridad vial.

Días después, el Grupo de Investigación y Análisis de Tráfico (GIAT) de la Guardia Civil de Cantabria localizó al joven.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.