Agentes de la Policía Nacional han detenido en Totana (Murcia) y en Orihuela (Alicante) a dos mujeres, de 28 años, de nacionalidad ecuatoriana, como presuntas autoras de un delito de lesiones con resultado de aborto, además de delitos de hurto y robo con fuerza.

Las investigaciones se iniciaron a mediados del mes de enero, cuando los policías tuvieron conocimiento de que al parecer, una mujer el día 1 de enero de 2008 en la Plaza de la Virgen en Valencia, había discutido con otras dos por temas monetarios y al no alcanzar un acuerdo dos de ellas se abalanzaron sobre la tercera dándole tirones de pelo, arrojándola al suelo y propinándole patadas en el vientre, lo cual le provocó la interrupción del embarazo.

Arrojaron a la víctima al suelo y le propinaron varias patadas en el vientre, lo que le causó la interrupción del embarazo.


Como consecuencia de las investigaciones, los policías averiguaron la identidad de las dos mujeres, deteniendo a la primera el día seis de marzo en Totana (Murcia), y estableciendo un dispositivo para la localización de la segunda, que dio sus frutos el día diez de marzo en Orihuela (Alicante), ambas fueron detenidas como presuntas autoras de un delito de lesiones con resultado de aborto.

Se cree que el móvil de la agresión es una deuda económica que mantenían presuntamente las ahora detenidas con la víctima.

Las detenidas pasaron a disposición judicial en Totana y Orihuela respectivamente, al día siguiente de su detención.