Así pues, se inicia el proceso de reconversión de estos centros en centros integrados y se desdobla su actividad, por lo que un mismo espacio físico será compartido por dos centros educativos diferentes, con dos equipos directivos diferenciados.

En la rueda de prensa posterior al Consell de Govern, la portavoz del Ejecutivo autonómico, Pilar Costa, ha explicado que esto supondrá "incrementar el número de personas" que forman parte de los equipos directivos y dotar a los dos centros nuevos de "recursos suficientes para que funcionen de forma correcta".

En concreto, el IES Nou Llevante compartirá las instalaciones con el CIFP Francesc de Borja Moll y acogerá a 342 alumnos de ESO y bachillerato.

Por su parte, el IES Son Cladera compartirá las instalaciones con el CIFP Juníper Serra y acogerá a 360 alumnos de ESO y bachillerato.

El IES Inca compartirá las instalaciones con el CIFP Pau Casesnoves y acogerá a 493 alumnos de educación secundaria obligatoria y bachillerato.