Según la información facilitada por el Consistorio y por el alcalde, Carlos García Carbayo, en su visita al Campus Miguel de Unamuno, donde se ha instalado un tótem en recuerdo del VIII Centenario de la Universidad de Salamanca, la Fundación Biodiversidad es un organismo adscrito al Ministerio para la Transición Ecológica que trabaja para preservar la biodiversidad y fomentar la economía y el empleo verdes.

Esta entidad ha seleccionado el proyecto que dirige Carlos Dionisio Pérez, Doctor en Economía por la Universidad de Alcalá (2014), un científico salmantino cuya área de investigación es la economía ambiental y del agua.

Cuando se presentó al programa de atracción del talento del Ayuntamiento de Salamanca, trabajaba en el Centro Europeo para la Investigación sobre el cambio climático, ubicado en Venecia.

En los cinco años desde la consecución de su doctorado, Carlos Dionisio ha obtenido la Marie Curie Fellowship, la AXA Research Fund Fellowship y la Ikerbasque Fellowship, y ha coordinado el proyecto europeo 'Agro Adapt'.

Su proyecto de investigación, 'SWAN (Sustainable Watersheds - Emerging Economic Instruments for Water and Food Security)' explora el diseño e implementación de instrumentos económicos y financieros para la gestión sostenible del agua en un contexto de cambio climático.

Actualmente, Carlos Dionisio desarrolla su actividad en el Departamento de Economía e Historia Económica de la Universidad de Salamanca, donde coordina el proyecto del Programa de Atracción al Talento impulsado por el Ayuntamiento y supervisa un equipo de cuatro investigadores.

PROGRAMA DE ATRACCIÓN DE TALENTO

Gracias a esta iniciativa, pionera en España, cinco jóvenes investigadores están desarrollando proyectos innovadores en la ciudad, donde trabajan en líneas de investigación emergentes que "beneficiarán a toda la ciudad e impulsarán la industria vinculada al talento y al conocimiento en Salamanca".

La importancia de este programa está avalado por "científicos españoles de máximo nivel" que forman parte del comité científico asesor, presidido por el bioquímico español Mariano Barbacid, ha apuntado el Consistorio.

El Ayuntamiento aporta 2,5 millones de euros para este programa durante tres años. En este presupuesto están incluidos los costes salariales de los investigadores y los fondos adicionales para el desarrollo del proyecto (equipamiento, gastos de funcionamiento, gastos de publicaciones y costes salariales del equipo técnico).

Consulta aquí más noticias de Salamanca.