Madrid Nuevo Norte
Recreación del proyecto urbanístico Madrid Nuevo Norte. DISTRITO CASTELLANA NORTE

El Ayuntamiento de Madrid tiene decidido sacar adelante el proyecto de Madrid Nuevo Norte en esta legislatura. Este miércoles, el delegado de Desarrollo Urbano Sostenible, José Manuel Calvo, ha asegurado que el Consistorio podría convocar un pleno extraordinario en el mes de mayo aunque coincida con la campaña electoral para las elecciones municipales, que arrancará el próximo día 10. 

"No me gustaría hacer coincidir la votación con la campaña pero si nos sitúan en esa coyuntura priorizaremos la aprobación de un expediente que resuelve una brecha de 25 años antes que una decisión de oportunismo político, de que coincida o no con unas elecciones", ha manifestado Calvo a la prensa ante la imposibilidad de llevar el expediente al Pleno ordinario del próximo 30 de abril, el último bajo el mandato de Ahora Madrid. 

En principio, la aprobación provisional de Madrid Nuevo Norte estaba prevista para el mes de enero y luego se fueron retrasando los plazos. El expediente, que recibió más de 3.500 alegaciones, fue remitido por el Ayuntamiento a la Comunidad de Madrid el pasado 21 de marzo. Mientras que el Consistorio considera que el Gobierno regional ha tenido tiempo suficiente para revisar un expediente que ya conoce y emitir el informe de impacto medioambiental, la Comunidad lo ve "imposible" en opinión del consejero de Medio Ambiente y Ordenación de Territorio, Carlos Izquierdo

"Si lo remiten esta semana o la semana que viene convocaríamos un pleno extraordinario porque siempre he dicho que no me gustaría hacer coincidir la votación dentro de la campaña. Tenemos un cierto margen antes de que empiece la campaña", ha insistido el edil de Ahora Madrid. "Es prioritario para la ciudad resolver este problema, dar una solución al norte y para poner en marcha esa solución es imprescindible aprobar el expediente Madrid Nuevo Norte, aunque no sea la mejor de las opciones hacer coincidir la votación dentro de la campaña", ha concluido. 

La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Madrid aprobó de forma inicial el pasado mes de septiembre el proyecto de Madrid Nuevo Norte que cuenta con el apoyo de todos los grupos municipales (Ahora Madrid, PP, PSOE y Ciudadanos). Tras este trámite, y una vez resueltas las alegaciones al proyecto, el Pleno municipal debe votar su aprobación provisional. Posteriormente, el último paso será el visto bueno a la modificación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) que tendrá que dar la Comunidad de Madrid. 

El nuevo proyecto urbanístico que presenta el Gobierno municipal dista bastante del anterior impulsado en 2015 por la exalcaldesa Ana Botella, sobre todo en lo que se refiere al número de viviendas que se construirán, que pasará de 18.000 a 10.500, un 41,6% menos. De ellas, unas 4.000 serán viviendas públicas. La edificabilidad también baja un 21% respecto del plan de 2015: desde los 3.370.000 m2 anteriores a los 2.657.313 m2 actuales.

La propuesta municipal divide el ámbito en cuatro partes: la estación de Chamartín, el centro de negocios, Malmea-San Roque-Tres Olivos y Las Tablas Oeste. La zona residencial se situará al norte de la M-30, junto con actividades económicas, comerciales y de servicios terciarios, mientras que el centro de negocios, muy vinculado a la propia estación de Chamartín, se situará al sur de la M-30.

Consulta aquí más noticias de Madrid.