28A.- Unides Podem-EU propone un plan de estabilidad para evitar la 'incertidumbre' en el pago de ayudas a asociaciones
28A.- Unides Podem-EU propone un plan de estabilidad para evitar la 'incertidumbre' en el pago de ayudas a asociaciones TWITTER PODEM

Así lo ha afirmado en una entrevista concedida a Europa Press en la que asegura que tras este domingo PSPV, Compromís y Unides Podem tendrán que sentarse para ver quién lidera ese "desbordamiento del Botànic" en la que sería su segunda legislatura y él va a plantear que es la persona "más capacitada" para asumir esa responsabilidad.

Dalmau, que se muestra optimista e incluso confía en que su formación sea la más votada el 28A, ha señalado que incluso aunque su partido fuera la tercera fuerza 'botánica' en número de votos se postularía, ya que en el sistema parlamentario "no gana las elecciones quien más votos obtiene, gana quien consigue formar gobierno". En todo caso, esta "tampoco es una línea roja ni es, en absoluto, una concición sine qua non".

A su juicio, ser el candidato menos conocido, según las encuestas, es "uno de los grandes valores" porque la regeneración no se puede producir "en caras que llevan 20 o 30 años en la política". "Cuando yo estaba en el colegio Ximo Puig estaba de político profesional, yo soy el candidato menos conocido, pero seguramente sea el que más valor aporte", ha aseverado.

Preguntado por si considera entonces que el 'president' Puig no era el adecuado para encabezar la regeneración en 2015, ha apuntado que en ese momento lo importante era "desalojar al PP" y el Botànic así lo hizo con el apoyo externo de Podem. Ahora "hay que ir más allá" y "avanzar en derechos, en democracia, en feminismo, una transición verde", preguntando si "eso lo va a hacer Ximo Puig".

Sobre las encuestas, que reflejan una caída de Unides Podem, el candidato ha resaltado el elevado número de indecisos, por lo que "es muy difícil hablar de encuestas fiables" y "aún así no son malas".

Tampoco teme que la apelación al 'voto útil' para frenar a la derecha pueda pasarles factura, ya que el PSOE es "un partido de los de siempre, que tiene un karma detrás de gobiernos que no han hecho mucho, de mayorías absolutas, un partido clásico y tradicional" mientras Podemos "tiene gente preparada, siempre ha estado al lado de la gente, nunca se vende a nadie".

Por ello, tampoco barajan la hipótesis de que no sean necesarios en un nuevo Botànic en el que PSPV y Compromís tuvieran mayoría absoluta en Les Corts: "Entendemos que no es una hipótesis que se vaya a dar, no es un plan que tenga visualizado".

"CREÍAMOS QUE IBAN A SER LEALES EN EL ACUERDO"

Preguntado sobre las críticas que Podem ha lanzado a la gestión del Consell estos cuatro años, Dalmau ha remarcado que se trata de un órgano colegiado y sus decisiones también, y ha destacado que "ha hecho muchas cosas que no gustan" a Podem: "No cumplieron muchos de los acuerdos del pacto, creíamos que iban a ser leales y lo iban a cumplir y luego no".

De ahí que su objetivo ahora sea estar dentro y liderarlo: "Porque hemos visto que sin nosotros os escapáis, sin nosotros lo que hacéis es apartar las políticas más emancipadoras que hemos propuesto y avanzáis hacia vuestros intereses, particulares, de partido o de los lobbys de presión".

Precisamente este último es, a su juicio, es el "gran problema", ya que "cuando llaman tiemblan", y se ha referido a Intu Mediterrani, la reversión de Dénia, la tasa turística o el vaciamiento de las diputaciones: "Creo que los lobbys de presión han acabado mandando más que el presidente Bush".

Con todo, concede un "aprobado, más de un aprobado" al Consell porque ha hecho "lo principal, sacar al PP de las instituciones y empezar a regenerar acabando con esas dinámicas de corruptelas y enchufismo".

"VAS A VER SI SOMOS VALIENTES"

Ante las referencias desde el propio Botànic a la falta de valentía de Podem en 2015 para entrar al gobierno, Martínez Dalmau ha respondido con contundencia: "El diseño fue así, no puedes decirme que no fui valiente porque no entré en el Consell si justamente lo que acordamos fue eso, tú no fuiste valiente porque no ejecutaste muchas de las decisiones".

"No es que no haya funcionado porque nosotros no hayamos hecho nuestro trabajo, no ha funcionado porque el Consell no ha hecho su trabajo y no ha sido suficientemente valiente para tomar esas decisiones", ha apuntado, para agregar: "Ahora queremos estar en el Consell y queremos que nos des la oportunidad de liderarlo y vas a ver si somos valientes o no somos valientes", ha aseverado.

LA REVERSIÓN DE DÉNIA, NADA MÁS ENTRAR

Preguntado por las primeras medidas que pondría en marcha, ha señalado que tiene una que "apenas esté al frente" de la Generalitat impulsará la reversión del departamento de salud de Dénia, ya que "ha tenido que llegar la campaña electoral para que Puig diga que sí, pero tampoco se sabe ni cuándo ni cómo, es también un ximoanuncio".

Por ello, asegura que en los primeros cien días de gobierno el Hospital de Dénia "tiene que volver a la gestión publica y a partir de ahí concatenar con todos los hospitales que hay" con ese mismo modelo.

Dalmau, que ha incidido en que Unides Podem no piensa en un reparto de sillones antes del 28A, defiende que debe haber en el nuevo Consell una conselleria de Feminismo, otra de Cultura desligada de Educación y otra de Turismo por el peso que este sector tiene en la economía. Ha negado que eso suponga un aumento de carteras, porque podría consistir en una "redistribución" y tampoco tendría que implicar más personal.

Sobre Transparencia, ha señalado que en su momento "tenía una función y la cumplió" y ahora apuesta por poner el foco en la participación, regeneración e incluso en el nuevo Estatuto.*

Entre las medidas que recuperarán tras el 28A, se ha referido a la gestión de residuos, la tasa turística y la transición verde. "Para mí lo importante no son las banderas o los muros con los idiomas, es dónde vivirán mis hijos o yo dentro de 20 años". "Es irresponsable que haya partidos que hablen de que España se rompe y de las lenguas cuando estamos ante una catástrofe que es de lo que hay que hablar", ha incidido.

SI EL PP VUELVE EL BOTÀNIC "HABRÁ FRACASADO"

También ha criticado "revoluciones fiscales" como la que propone el PP y ha preguntado si alguien "cree de verdad que recortando en impuestos sus hijos van a tener una educación o una sanidad de calidad" cuando, además, "siempre recortan impuestos a los más ricos".

"La mayor parte de la gente quiere una educación y una sanidad públicas de calidad y eso se paga con dinero. Nosotros decimos sí a los impuestos, pero progresivos", ha reiterado.

Asimismo, considera que vería "un fracaso" que el PP pudiera volver al Palau: "Habrá fracasado todo lo que hemos avanzado en cuatro años, por esto es tan importante que la gente inunde las urnas de votos del Botànic". No obstante, no ve "plausible" esa posibilidad.

LA APUESTA POR LA FINANCIACIÓN

Preguntado sobre el hecho de que el líder de Podemos, Pablo Iglesias, no respondiera en el mitin de València a su apelación a la reforma de la financiación autonómica, ha indicado que se la hizo después "en privado" y ha subrayado que su partido está "plenamente comprometido con acabar con la injusticia" que supone.

Además, respecto a que Unides Podem sea el único de los cuatro grandes partidos con representación parlamentaria que no cierra campaña en València, ha subrayado que Iglesias es "muy respetuoso" con las elecciones autonómicas y ha lanzado una reflexión sobre "si realmente quieren que venga alguien de Madrid a cerrar un mitin en València cuando lo que se está decidiendo es sobre todo quién va a gobernar en València".

Consulta aquí más noticias de Valencia.