La Fiscalía le solicita por ello cuatro años de prisión y 2.370 euros de multa. Según el escrito de acusación provisional del Ministerio Público, al que ha tenido acceso Europa Press, los hechos serían constitutivos de un supuesto delito contra la salud pública en la modalidad de tráfico de drogas que causan grave daño a la salud.

"Actuando con ánimo de ilícito lucro, pretendía distribuir entre los internos del referido centro penitenciario" la droga, entre la que había 23,6 gramos de resina de cannabis, 2,31 de heroína, y 14,25 de cannabis, y 114 comprimidos de alprazolam, y 29 de clonazepam.

Los hechos se remontan al 25 de marzo de 2015. Entre las 14,00 horas de ese día y las 11,30 horas del 26 de marzo, se realizaron distintos cacheos al acusado, interno en el centro penitenciario de Albolote, y "que se hallaba en la celda de observación de ingresos tras el regreso de un permiso de salida". Llevaba las sustancias escondidas "en el forro de su cazadora y en sus zapatillas", detalla el fiscal.

Consulta aquí más noticias de Granada.