Desde que comenzó a funcionar el nuevo sistema hace dos años su implantación se ha realizado de forma escalonada con la incorporación progresiva de personal encargado de la valoración en los servicios sociales municipales y con el "apoyo constante" del equipo humano y técnico de la Conselleria, ha explicado la administración en un comunicado.

Así, en el año de inicio del nuevo modelo se realizaron 10.534 valoraciones y dos años después la cifra ha sido de 30.201.

El proceso de la Conselleria para "municipalizar la dependencia" y crear una red para que los ayuntamientos asuman la valoración y tramitación de los expedientes "ha permitido aumentar el número de valoraciones", ha añadido la Generalitat.

Para ello, se ha incrementado la cantidad de puntos de atención de servicios sociales de las entidades locales, al pasar de 145 cuando se puso en marcha el nuevo modelo a los 239 puntos que existen actualmente en toda la Comunitat.

Respecto a la formación, la Conselleria ha recalcado que se han realizado en total ocho ediciones de cursos de valoración en los que se ha formado a 760 profesionales con perfiles de trabajadores sociales, educadores sociales y psicólogos.

"Todo ello ha ido acompañado de un incremento presupuestario para la contratación de profesionales en los equipos base de los ayuntamientos", ha indicado la administración, que en 2018 destinó un presupuesto para este fin de 41 millones de euros.

Dos años después del inicio de este cambio en el proceso, la Conselleria ha destacado "la buena gestión de los equipos de los servicios sociales municipales" que han permitido "agilizar" la tramitación de los expedientes de valoración, de manera que en estos momentos "20 comarcas de la Comunitat trabajan en la media o por encima de la media autonómica de ejecución", aunque todas "van aumentando de manera progresiva" y está previsto que el resto "alcancen pronto los objetivos".

De los municipios de entre 10.000 y 50.000 habitantes, los que tienen un mayor nivel de ejecución son Bétera y La Pobla de Vallbona en la provincia de Valencia, Teulada y Alfàs del Pi en Alicante y Benicàssim y Almassora en la provincia de Castellón.

Entre los municipios de más de 50.000 habitantes, lideran el listado de ejecución Sagunto y Gandia en la provincia de Valencia, las localidades de Orihuela y Benidorm en Alicante, y Castelló de la Plana y Vila-real en la provincia de Castellón.

Un total de 78.166 personas en situación de dependencia está incluidas en el sistema y reciben atención a través de un servicio o prestación.

Consulta aquí más noticias de Valencia.