Santiago Abascal participa en una acto con simpatizantes
Santiago Abascal participa en una acto con simpatizantes Photogenic/M.A Santos - Europa Press

Abascal se ha expresado así en un acto de campaña en el Centro Cultural Miguel Delibes de Valladolid, que ha llenado las 1.700 plazas de su Sala Sinfónica y ha dejado fuera a unas 2.000 personas, a las que el presidente de Vox ha salido a dirigir unas palabras.

Santigo Abascal, recibido entre gritos de "presidente, presidente", ha responsabilizado al presidente del Gobierno del clima de violencia por pactar con los "enemigos" de España y de la libertad, lo que ha permitido que se "envalentonen".

Así, ha afirmado que la precampaña y la campaña son violentas "como no se recodaba", especialmente con Vox, aunque casi nadie se solidarice con ellos, aunque "prefieren" la elegancia que caracteriza a los españoles.

"Separatistas, golpistas, comunistas y amigos de los terroristas nos reciben por toda España, tratan de amedrentarnos", ha afirmado Abascal, quien ha añadido que el "dio y la violencia" provocan que el miedo se apodere de sitios como Andalucía, en referencia a las protestas tras las elecciones, o que incluso la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, no les permitiera utilizar el Palacio de San Jordi, una vez pagado, y les metiera en una "ratonera" para que pudieran agredirles.

En la misma línea, ha criticado los ataques en el País Vasco con el Gobierno vasco permitiendo el "acoso sistemático" contra quienes iban a defender sus ideas y que además son de allí, como las personas que iban a verles o que este domingo en Burgos los "encapuchados" insultaran a la gente que iba a cara descubierta.

De todo ello ha responsabilizado a la "dictadura progre" que representa Pedro Sánchez y ha incido en que ellos no tienen problemas y en los mítines del PSOE y Podemos, de los separatistas e incluso los amigos de los terroristas tienen actos que transcurren con normalidad y encuentran un pueblo pacífico, democrático. "El Gobierno ha pactado con todos los enemigos de España", ha insistido.

Abascl ha afirmado que aquellos que "empuñan" todas las banderas que no son la española son "los socios del Gobierno de Sánchez" al que hay que "echar" el 28 de abril.

EL PSOE, EL "ENEMIGO"

El presidente de Vox ha asegurado que el PP y Cs son "adversarios" y no están "jugando limpio" en la campaña, pero el PSOE es su "enemigo" porque pacta con los enemigos de España, algo que ellos nunca harán con pactos con separatistas, independientemente de los votos que les hagan falta sino que convocarían nuevas elecciones. "Pero nunca pactar con quienes destruir lo que queremos", ha aseverado.

Santiago Abascal, quien ha criticado que Pedro Sánchez diga que España es "plurinacional" ha insistido en que el enemigo es el que escribe una "carta" a los golpistas para decirles que es su candidato. "El que quiera impunidad contra los golpistas vote a PSOE, el que quiera justicia a Vox", ha añadido.

Abascal ha señalado que se han puesto "nerviosos" porque piden el voto a la izquierda y en lugares como Andalucía se lo han dado, algo que ocurre porque el PSOE ha "traicionado" todo lo que pensaba y "ni es obrero ni español" ni defiende a los trabajadores y las personas que lo votaron también tienen "sentido de la libertad", algo de lo que ha acusado de dinamitar al PSOE. "Aquí también tienen su casa", ha dicho a quienes votaron al PSOE y se han sentido traicionados.

"Es muy sencillo: el PSOE es el problema y Vox la solución", ha dicho Abascal, quien ha añadido que PP y Cs "no se atreven" ha hacer cosas y mientras el partido naranja apoya a socialistas o a 'populares" en función de los intereses el PP apela al "voto útil" después de transformar 186 escaños en "inútiles".

Además, ha criticado que no se atrevan a entregar a la Policía en Andalucía la documentación de 52.000 inmigrantes irregulares que colapsan el sistema sanitario ni ha derogar la legislación "ideológica" de la izquierda cuando tienen la oportunidad.

"El 28 de abril Vox tiene que liderar la alternativa, porque solo Vox se atreve", ha afirmado Santiago Abascal, quien ha pedido no hacer caso de las encuestas, que "distorsionan" porque en Finlandia, al que daban el quinto, como ellos, ha estado a punto de ganar.

Además, ha reclamado no caer en las "provocaciones" ni en los insultos y, frente a la "manipulación" ha pedido "serenidad".

Asimismo, ha apuntado que la violencia la practican "los mismos" y frente a la islamofobia de la que les acusan por declaraciones "muy sensatas" que provocan que incluso les investigue la Fiscalía lo que hay es "cristanofobia" como en Valladolid, donde "unos tíos con la bandera de la república porque odian España, su identidad, historia y lo mejor de la herencia recibida y se autoodian" insultan a gente que participa en una procesión.

"ALTERNATIVA"

El presidente de Vox ha advertido de que salen "a ganar", no son "la muleta" de nadie y van a liderar la "alternativa" contra "progres y separatistas" y por la unidad de España, con un triunfo que cree que se va a producir porque no tienen "miedo".

Para ello, ha explicado que no salen a por uno, dos o tres escaños en lugares como Valladolid, sino a "por los que hagan falta", con la bandera de la "libertad" frente a otros que al final siempre aplicaban las mismas políticas.

Por ello, ha pedido el voto no al centro ni a la derecha, sino a los españoles, porque hay cosas que son "de sentido común" como la "amar a la patria", querer la unidad de España, pedir la detención de golpistas o decir que hay que defender las fronteras, entre otras cosas.

Frente a ello, cree que lo que no es de sentido común es traducir en el Senado a españoles que ya se entienden o "comisiones de la verdad" para condenar a los abuelos.

Santiago Abascal ha abogado por la defensa del campo, con sus tradiciones, la caza, la tauromaquia y la Semana Santa, aunque saben que hay gente a la que no le gusta y ha apostado por la España rural y la provincia como unidad frente a los 17 focos "distintos" que suponen las autonomías.

Asimismo, ha defendido el patriotismo como herramienta para "defender los intereses" y ha advertido de que no hay que creerse nada de lo que les digan porque no apuestan por cosas como salir de Europa.

Santiago Abascal ha estado precedido del cabeza de lista al Congreso por Valladolid Pablo Sáez Alonso-Muñumer, quien ha agradecido la asistencia al acto de la ciudad y ha asegurado que la transformación tiene que llegar por el convencimiento de querer cambiar y ser parte "activa" del cambio y estar "basado" en el sentimiento de amor a España. "Levantemos los ojos y alcemos voz para demostrar que queremos ser protagonistas de nuestro futuro", ha añadido.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.