Iván Ferreiro: "Si no tengo vida no puedo hacer discos ni puedo hacer nada"

  • "Mi hermano es una parte indispensable de esto, es mi compañero".
  • "El cómic tiene algo que no tiene la música, el olor, los libros huelen".
  • "No nos da miendo mostrarnos antes de que tengas que pagar por ello".
En cantante Iván Ferreiro en una imagen promocional.
En cantante Iván Ferreiro en una imagen promocional.
WARNER MUSIC
A la entrevista se presentan los dos, Iván y Amaro. Los hermanos Ferreiro. Son inseparables, aunque
el teléfono móvil le juegue al segundo varias malas pasadas en la conversación. Cuando
hablan de cómics, les brillan los ojos, y es que
Mentiroso mentiroso, lo nuevo de Iván,
es una oda a la historieta gráfica.

El ex cantante de Los Piratas
ha cogido fuerzas, tras una mala racha personal, para publicar su
tercer disco en solitario. Su sonido es diferente, más psicodélico a ratos,
más o menos guitarrero por momentos. Le apetecía hacer cosas nuevas, aunque ahora se muere de ganas por enseñar a su 'niño bonito' en directo.
La gira ya ha comenzado.

Hace menos de un año se decía perdido, ¿qué ha cambiado?
Iván: Pues que ahora se donde estoy, se a dónde me dirijo y se que me voy de gira. Lo de perderse hay que hacerlo alguna vez.
¿Está satisfecho de este nuevo disco?
Iván: Muy satisfecho, muy contento con el trabajo y sobre todo con mi vida. Si no tengo vida no puedo hacer discos ni puedo hacer nada. Llegó un momento en el que no tenía vida y tuve que rehacerla para poder trabajar.
¿Su hermano Amaro le ha ayudado?
Iván: Siempre. Es una parte indispensable de este rollo. Es mi hermano, mi compañero. Desde
Canciones para el tiempo y la distancia fue Amaro el que consiguió que lo pudiéramos hacer y el que me acompañó porque yo no podía asumir una serie de cosas.
¿Cómo surgió lo de hablar con la editorial Astiberri para ilustrar con cómics en álbum?
Amaro: El verano pasado encontramos cómics antigüos en unas cajas, empezamos a ordenarlos, a leerlos. Y como estaban preparando ya como hacer un nuevo disco, nos surgió la idea de juntar nuestra afición por el cómic con nuestras canciones y hacer un producto bonito que nos gustara tener y poner en nuestra colección al lado de los demás.
Iván: Estábamos viendo cómics preciosos. Abríamos las páginas y olían, que es algo que no tiene la música, el olor. Encontramos cómics que creíamos que habíamos perdido Y los buenos, además. (
Amaro: La selección buena). En lo que nos habíamos gastado la pasta durante años. Desde que yo tenía 13 años nos dejábamos la paga en cómics.
Y decidieron que, por cada canción, habría una historia...
Iván: Primero pensamos en pedir algunas de ellas, de las que ya teníamos, para que nos las dejaran, porque nos iban de puta madre. Pero luego Amaro pensó en que fueran nuevas y, aunque yo no le hice mucho caso, a los cuatro días me dijo: 'Acabo de hablar con Astiberri, que son unos de Bilbao, que son la hostia, tienes que leer esto…'.
Amaro: Hacían un cómic que no se parecía para nada al que estábamos acostumbrados a leer. Pero sí que era muy cercano a lo que hacíamos. (
Iván: Más onírico...). Era un cómic moderno que tenía una manera de narrar muy parecida a la nuestra.
¿Qué cómics leían de pequeños?

Amaro:
Daniel Torres, Astérix... Batman Frank Millar, Moore (mira a Iván).
Iván: Cairo, 1984 ... Spiderman, yo mucho Superman, tú menos. Y Watchmen, Moebius...
Los clásicos…
Iván: Si, los que leyeron todos. No somos expertos, somos dos pringraos. De hecho tuvimos un monton de años en los que no compramos un puto cómic. Uno estaba en la Universidad, el otro no se dónde…
Amaro: El rollo es que éramos adictos, pero hubo muchos años en los que desapareció de nuestras vidas. Y de repente cuando nos volvimos a encontrar hemos revitalizado esa parte de nosotros que teníamos ahí perdida.
¿Adictos?
Iván: Los años en los que menos cómics hubo, todas las navidades nos regalábamos uno a cada uno. (Risas de Amaro) A veces, por ejemplo, sabíamos que existía el tomo 1 y el 2 de uno de Torres que se llamaba
El octavo día y entonces yo le compraba el primero y él me regalaba el segundo... (
Amaro: Era todo una engañifa). Entonces era como… ¡Feliz Navidad hermano!, je, je ,je. Y el que tenía el tomo 2 quemado diciendo 'date prisa por Dios, date prisa'.
¿Cuántos años se llevan?
Iván: Siete. Es que yo parezco mucho más joven.
Amaro: Todo el mundo dice que yo parezco mayor…
El resultado final del disco-cómic es espectacular.
Iván: Estamos encantados. Piensa que para dos
freaks como nosotros, que la respuesta de Astiberri fuera tan efusiva, fue genial. Porque la mitad de la gente a la que proponemos cosas son tipos con corbatas (hace un gesto de estirado) y nuestra vehemencia nos aniquila. Pero estos eran iguales que nosotros, se descojonaban de risa, conocían nuestra carrera.
Amaro: Hemos disfrutado todo mucho.
Entonces, fue un proceso fácil.
Iván: Aunque no hemos tenido con casi ninguno contacto personal, sólo por mail, había un buen rollo de la hostia. Y cada vez que llegaba una página de un tío era una gozada. (
Amaro: Está muy guay). Se implicaron mucho, se ve que se escucharon los temas. Que tenían una opinión.
Amaro: Y en el fondo, aunque Iván no haya dibujado ni uno de esos cómics, creo que hablan mucho de él. Es un buen objeto para definirnos.
¿No le han echado la bronca en la discográfica por ofrecer gratis su disco en internet?

Iván:
En la discográfica tienen que estar encantados, y si no lo están deberían pararse a pensar.
Amaro: Internet es la emisora de radio que más se escucha.
¿Prefiere colgarlo usted antes que otros?
Iván: Warner, necesita que un single nuevo tire para que se venda un disco entero. Los tíos se gastaban una pasta en la radio y una pasta en publicidad. Y mi pregunta es, ¿por qué me voy a gastar una pasta en publicidad si tengo una radio en Internet que me sale casi gratis?. No nos equivoquemos porque si el disco no está ahora colgado en el e-mule porque lo pongo yo, lo va a estar el día 24. Bueno no, en cuanto haya fabricado uno. Cuando exista uno fabricado y entregado a un puto almacén, existe una copia pirateada.
¿Entonces, cuál es el problema real?
Iván: Ya no hay que hablar de pirateo, sino de la bajada de las ventas. Los sentimos mucho, pero yo necesito tocar, necesito que las canciones lleguen a la gente, no disgustar a nadie, sino tratar de gustar tal y como somos. No nos da miendo mostrarnos ni hacerlo antes de que tengas que pagar por ello y confiamos realmente en que hacemos el trabajo lo mejor que podemos.
El caso es que la gente escuche la música...
Iván: Las canciones están para ser escuchadas. No se puede meter en una caja fuerte una canción y esperar que alguien tenga que abrir el celofán para saber lo que hay dentro. No se basa en misterios ni nada, primero necesitaras escucharlo. Muchos de nuestros discos se venden después de los conciertos. Hay gente que viene, oye como cantamos y compran el puto disco. Y es a lo que va. O al revés. Una cosa alimenta la otra. Y nosotros queremos dar la opción del cero a lo que quieras gastarte.
De todas formas, no son los primeros en regalar sus temas.

Iván: Que la gente escuche el disco no nos parece ni novedoso ni arriesgado, ni nada. Se le está dando mucha importancia, y es una chorrada. Puede que hace dos o tres años fuera medio raro, pero hoy en día no hay más que ver esta oficina (la de Warner) y ver que si no son capaces de que llegue a la gente, yo si soy capaz. La gente tiene derecho a decidir cuándo y dónde escucha la música. Antes sólo podías escuchar los discos en tu casa, tenías un plato y tenías el puto disco en casa. Hace falta que la gente tenga el disco en su reproductor de MP3 para que puedan escucharlo y plantearse si desean tenerlo o no.

¿A qué suena Mentiroso mentiroso? Porque tiene una mezcla considerable de estilos...
Iván: Era un poco nuestra idea también. Veníamos de dos discos muy austeros,
Canciones para el tiempo y la distancia y
Las siete y media eran como un poco… no diré maqueteros para no ofender a nadie, pero no era un planteamiento de construcción a partir de una producción. En este usamos más la música, hemos buscado la sutileza, las notas, los arreglos, etc.
Se le presenta una gira bastante larga, ¿le apetece?

Iván:
Mucho, mucho..
¿Aún le da miedo enfrentarse a la gente desde el escenario?

Iván:
Me da miedo siempre. Hay un momento de miedo, un momento de nervios. La intensidad es casi siempre la misma, y a base de vivirla todas las veces ya da gustito. A mí me dijo una vez
El Drogas (el cantante Barricada) que cuando no te pongas nervioso al subir al escenario es que te va fatal. Que ya lo estás haciendo como el culo.
Y es una responsabilidad...
Iván: El escenario es una línea imaginaria en la que hay que moverse. Es una forma de desnudarse ante los demás, pero enseñando las partes bonitas de ti, o a veces lo que menos te gusta, que es un ejercicio. Y cuando cuentas las partes bonitas de ti lo haces para que te quieran y caerles bien.
Su estilo es tan particular que la gente, o le quiere mucho…
Iván: ... O me odia. Pero eso es parte de la vida.
¿Van a cruzar giras? Porque Amaro tiene también disco nuevo.
Amaro: No, aunque igual se pueda añadir algún concierto mío el día anterior en algún sitio, como por ejemplo en Sevilla, que voy a tocar con Emilio Sáinz el día antes de que llegue Iván. Pero sera algo así puntual. Yo voy a estar centrado en lo suyo.
Usted es el 'rey' de las colaboraciones, ¿quién le queda?

Iván:
Me gusta colaborar con todo el mundo. No tengo una preferencia. Me gusta cantar con gente que canta bien y que tienen una propuesta. Lo bueno de colaborar es que es el trabajo de otro y entonces uno sólo tiene que prestarse para hacer lo que el otro le pida. Y es un trabajo bonito. Siempre es reconfortante a nivel humano y excepto con alguien que me cayera muy mal, colaboraría con cualquiera, incluso con alguien que no conozca. Ahora, desgraciadamente, no tengo mucho tiempo.
Me viene a la cabeza La bola extra, de los Ronaldos...
Iván: Si, si hubiera tenido algo lo habría anulado. Son los putos Ronaldos. Yo puedo decir que toqué con los Ronaldos.
Le han comparado, desde que estaba con Los Piratas, con Radiohead, Coldplay, ¿cómo le sienta eso?

Iván:
Me da un poco igual, la verdad. La gente necesita comparar las cosas durante un tiempo para poder explicarlas. Siempre me ha parecido bien que me comparen con algo.
¿Cuándo se van a volver a vestir de mujer?

Iván:
Pues no lo sabemos, estamos deseándolo. No encontramos tiempo. Estuvimos vestidos la última vez el 14 de agosto en Nigrán, y fue una gozada ponerse otra vez el traje de ama de casa. (Risas) .
BIO. Iván Ferreiro nació en 1970 en Vigo. Tiene dos hermanos, Amaro y Elena. La música es su hobby principal, aunque también le gustan mucho las series de ciencia ficción y "las cosas divertidas". Asegura que no tiene ninguna manía, o que al menos 'no la nota'. Le encanta el flamenco, sobre todo Camarón y Pata Negra. En ocasiones, junto a su hermano, actúa en un pub de Vigo, llamado El Ensanche, y ambos se hacen pasar por dos amas de casa, Ivonne y Tamara. Las actuaciones se anuncian como
Rai Doriva y As Ferreiro. Tienen mucho éxito.
Mostrar comentarios

Códigos Descuento