Según una nota de prensa de la Comisaría gijonesa, los hechos se remontan a las 21.00 horas del pasado sábado durante un control preventivo de la Policía.

Los agentes detectaron la presencia de un joven que se encontraba en la barra de un bar, contactaba con otros asiduos del local y se dirigían al baño, por lo que decidieron seguirle.

Estos observaron cómo el joven le proporcionaba un trozo pequeño de hachís a un consumidor, el cual le daba a cambio un billete de diez euros.

Esta transacción fue interceptada y el comprador fue propuesto para sanción en un Acta-denuncia. El vendedor intentó deshacerse de los trozos que portaba arrojándolos a una rejilla de ventilación que había en el baño para evitar su incautación por la Policía Nacional.

El detenido, de origen marroquí, facilitó datos de identidad falsos tratando de ocultar que se hallaba en España en situación irregular.

Por otro lado, los agentes también intervinieron, la tarde del pasado domingo, en otro local del barrio del Llano, al recibir informaciones sobre la venta de sustancias estupefacientes por parte de los encargados del mismo.

Tras una inspección del bar, hallaron en el hueco del futbolín una báscula de precisión digital y hachís, por lo que se tramitó un Acta denuncia contra los responsables de este establecimiento.

Asimismo, durante este fin de semana, agentes de la Brigada de Seguridad ciudadana efectuaron 27 Actas-Denuncias por posesión de sustancias estupefacientes en lugares públicos, la mayoría por hachís, marihuana y cocaína.

Consulta aquí más noticias de Asturias.