Trump dice estar preparado al "cien por cien" para cerrar la frontera con México

  • El presidente reconoce que la decisión tendría "consecuencias negativas" para la economía de EE UU.
  • México lo descarta: "No tienen planeado un cierre fronterizo completo".
El presidente de EE UU, Donald Trump.
El presidente de EE UU, Donald Trump.
Ron Sachs / EFE

El presidente de EE UU, Donald Trump, afirmó este martes que está preparado al "100 por 100" para cerrar la frontera con México, aunque reconoció que su decisión podría tener consecuencias "negativas" en la economía estadounidense.

"Vamos a tener seguridad en este país, es más importante que el comercio. Así que tendremos una frontera fuerte y si no, entonces, vamos a tener una frontera cerrada. Y cuando cerremos la frontera, entonces estaremos frenando enormes flujos de drogas", dijo Trump en declaraciones a la prensa en la Casa Blanca.

Preguntado sobre si le preocupan las consecuencias para la economía de EE UU, Trump respondió: "Claro, va a tener un impacto negativo en la economía, pero la seguridad es lo que importa".

Trump alabó a México porque, aseguró, desde este lunes las autoridades mexicanas comenzaron a "detener a cientos" de imigrantes procedentes de El Salvador, Honduras y Guatemala, que huyen hacia EE UU debido a la violencia y la falta de oportunidades económicas en sus países de origen.

Sin embargo, el Gobierno de México no ha anunciado ningún arresto de inmigrantes y este mismo lunes la secretaria mexicana de Gobernación (ministra del Interior), Olga Sánchez Cordero, descartó que se esté buscando un plan para detener a los migrantes ante los rumores de que ese fuera el caso.

Cambios en el sistema de asilo

El mandatario urgió al Congreso a "actuar rápido" para cambiar las leyes migratorias de EE UU y dijo que en "45 minutos" podría alcanzar un pacto para modificar el sistema de asilo y acabar con el actual método de reagrupación familiar, bautizado por sus detractores como "migración en cadena".

"México ahora está parando a la gente de venir aquí, vamos a ver si siguen haciendo eso. Si no lo hacen y no alcanzamos un trato en el Congreso, entonces la frontera cerrará un 100 por 100", aseveró Trump, que se mostró abierto a la posibilidad de clausurar "grandes secciones" de la frontera, pero no toda al completo.

La clausura de los puntos de entrada de la frontera entre México y EE UU podría tener consecuencias negativas no solo en los migrantes que piden asilo, sino también para el comercio entre ambos países.

México es el tercer socio comercial de EE UU y solo en el puerto de la ciudad de Calexico (California) cada día cruzan unos 1.000 camiones, mientras que por Laredo (Texas) transitan unos 11 trenes de mercancías cada día, de acuerdo a datos de los departamentos de Transporte y de Comercio de EE UU. Solo en 2017, los servicios y bienes que EE UU intercambió con México tuvieron un valor de más 615.000 millones de dólares, según las citadas fuentes.

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, en inglés) estima que este mes el número de personas detenidas por cruzar ilegalmente la frontera podría llegar a 100.000. En febrero, las autoridades fronterizas detuvieron a 76.000 migrantes.

México descarta un cierre total

El ministro mexicano de Exteriores, Marcelo Ebrard, declaró por su parte este mismo martes que no hay señales de que Estados Unidos vaya a concretar el cierre fronterizo total con el que amenazó el presidente Donald Trump. "No hay cierre de ningún punto; nos han dicho que no va a ocurrir y esperaremos que no ocurra", dijo Ebrard en una conferencia de prensa en Ciudad de México.

Además, el Gobierno de México trabaja estrechamente con el de EE UU para controlar el flujo de migrantes hacia el norte, afirmó el titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), indicando asimismo que las autoridades estadounidenses han comunicado a las mexicanas que están destinando personal que normalmente se ocupa de la revisión aduanera y de vehículos a la documentación de migrantes, especialmente centroamericanos, "que han llegado a Estados Unidos en un número superior a lo previsto".

El ministro añadió que la red consular mexicana en Estados Unidos ha confirmado que sí existe ese flujo incrementado. "Sí tienen un problema real", abundó, y precisó que este incremento deriva en una acumulación de migrantes en los puestos de ingreso, en especial en Ciudad Juárez, en el estado mexicano de Chihuahua, que sufre aglomeraciones en tres de sus ocho pasos fronterizos.

"Lo que sí puedo decir es que no tienen planeado un cierre fronterizo completo", destacó, al añadir que tal eventualidad sería contraproducente para ambos países.

El ministro también descartó que México vaya a modificar su política migratoria para contener el flujo de migrantes. "La política migratoria de México fue enunciada claramente desde que firmamos el Pacto por una Migración Ordenada, Regular y Segura en Marruecos", expuso, aunque reconoció que se están haciendo ajustes al pasar de una política "hiperrestrictiva a una regulatoria".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento