Grabación del videoclip de 'La venda' para Eurovisión
Un momento de la grabación del videoclip de 'La venda', de Miki, candidato español para Eurovision. RTVE

Las votaciones eran interminables. El festival de Eurovisión conectaba con cada uno de los más de 40 países que concursaban (este año son 42) e iban diciendo los puntos que el publico de cada país había otorgado a los países finalistas. Después, se pasó a leer sólo los 8, 10 y los famosos 12 puntos.

Actualmente, los portavoces de cada país sólo dicen a quién le ha dado el público, a través del televoto, los doce puntos de su país y éstos se suman a los que ha dado el jurado profesional previamente. Así, ahora el ganador de Eurovisión es el que más puntos suma entre los dos criterios.

Pero Eurovisión quiere darle una vuelta de tuerca a la final y hacer de la lectura de votos un momento aún más emocionante, de forma que sólo cuando se sepa la última votación del último país pueda saberse quien ha ganado.

En Tel Aviv veremos el sistema nuevo, por el cual los países se clasificarán primero con el voto profesional, revelando un primer ranking y unas posiciones provisionales. Después pasarán a leerse los puntos del televoto, pero se empezará a sumar los puntos del público por el país que tenga menos puntos del jurado.

Así, se irá subiendo en la clasificación, hasta que se llegue al país que esté arriba del todo, lo que hará que hasta el último momento no se sepa el país ganador, pues el más votado por el jurado podría tener pocos puntos del público y en consecuencia, ser superado por el segundo, por ejemplo.