La Audiencia provincial acogerá a partir del miércoles, 3 de abril, el juicio contra un vecino de Sierrapando acusado de matar a un hombre de un disparo cuando intentaba entrar en su casa. El juicio será con jurado y está previsto que dure hasta el 10 de abril en la Sección Primera.

La Fiscalía le imputa un delito de asesinato, por el que solicita 16 años de prisión, con la concurrencia de la circunstancia atenuante de reparación del daño, y otro de tenencia ilícita de armas, por el que suma a su petición otros ocho meses de cárcel, además de una indemnización de 220.000 euros a los familiares del fallecido.

Los hechos ocurrieron el 3 de febrero de 2017 sobre las 22.00 horas, cuando el acusado, que se encontraba en el interior de su vivienda, escuchó un fuerte ruido que venía del exterior.

Creyendo que podían estar entrando a robar en su casa, llamó a un amigo y cuando este llegó, el acusado cogió un revolver, del que carecía de licencia, y salió de la vivienda.

Entretanto, el amigo se dirigió a la parte trasera de la casa, donde sorprendió agazapado a un hombre que previamente había saltado la valla de la propiedad del acusado, portaba una mochila con útiles para acometer un robo y cubría su rostro con un pasamontañas.

Según el relato del fiscal, el amigo del acusado recriminó su acción al extraño y éste se dirigió hacia él. En ese momento, el acusado, que se encontraba detrás de su amigo, empuñó el arma, lo que provocó que el extraño emprendiera la huida.

Entonces, "guiado por la intención de acabar con la vida de éste o asumiendo al menos la posibilidad de que esto ocurriera y aceptando el resultado, efectuó tres disparos sucesivos", explica el fiscal.

Uno de ellos alcanzó la zona axilar izquierda del hombre, con salida en la región supraescapular derecha, "provocándole una rotura traumática de la aorta torácica y una hemorragia aguda consecuencia de la cual falleció a los pocos minutos".

Cuando el acusado efectuó el disparo mortal, el extraño huía del lugar de los hechos y se encontraba en la parte alta del muro de la finca, "de espaldas a su atacante y sin posibilidad alguna de defensa".

La policía encontró la pistola poco después en un callejón, oculta en una bolsa de plástico y entre unos escombros, en las inmediaciones de un bar.

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Torrelavega, en funciones de guardia cuando ocurrieron los hechos, decretó prisión comunicada y sin fianza para el detenido e inició el

procedimiento de tribunal de jurado para juzgar a este hombre, que además de la pistola con la que disparó al fallecido, de 47 años, tenía en su vivienda un segundo revólver.

Está previsto que el juicio se prolongue hasta el 10 de abril, tras la constitución del jurado el 2 de abril. El día 3 declarará el acusado y algunos testigos; los días 4 y 5 agentes de la Policía Nacional y Policía Local, junto a otros testigos. Tras las periciales e informes el día 9, el 10 de abril se reunirá el jurado para deliberar y emitir su veredicto.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.