Según ha informado la entidad, la exposición plantea un recorrido por la historia del agua en Córdoba en época romana, islámica y contemporánea: de ahí su nombre, que recoge las distintas formas de llamar al agua, según la época.

Se trata de analizar los distintos modos de abordar la gestión del agua por las distintas culturas que han habitado la ciudad. Para mostrar estos usos y gestión del agua en los distintos momentos de la historia se ha llevado a cabo una selección de piezas arqueológicas y también industriales que son el hilo conductor de esta muestra.

El discurso se estructura en cuatro grandes periodos: la Córdoba romana, principalmente la altoimperial; la Córdoba islámica, con un momento álgido en el Califato (siglo X), y la época moderna (siglos XVI-XVIII), incluyendo un último periodo que abarcaría los dos últimos siglos, y especialmente los últimos 50 años.

Las colecciones del Museo Arqueológico de Córdoba ilustran los tres primeros momentos, mientras que el último se cubre con las piezas industriales custodiadas por Emacsa.

Son un total de 93 piezas, de las cuales 73 constituyen un préstamo de los fondos del Museo Arqueológico, y el resto son propiedad de Emacsa. Entre ellas hay brocales de época romana y andalusí, una ninfa de fuente, unas fuentes romanas de mármol y de bronce, tuberías y recipientes de épocas romana y andalusí, además de piezas contemporáneas como arquetas, válvulas y contadores de consumo de agua de la segunda mitad del siglo XX.

La exposición permanecerá abierta desde este lunes al 25 de junio. De lunes a domingo, en horario de 11,00 a 14,00 horas y de 16,00 a 21,00 horas.

Consulta aquí más noticias de Córdoba.